predial_resuelvetudeuda

Todo lo que debes saber sobre el predial5 min read


Si tú o alguien de tu familia es dueño de alguna propiedad, deben pagar el predial. Este impuesto es indiferente al uso que se le dé al inmueble, ya sea vivienda, despacho, oficina, edificio, local comercial o industrial. Aunque puede parecer algo complicado de entender, pues algunos conceptos son muy técnicos, aquí te explicaré desde lo básico.

¿Qué es y para qué sirve el predial?

El impuesto predial es una contribución anual que los dueños de un bien deben hacer al estado a modo de tributo. Se paga y se calcula de manera anual en los primeros dos meses del año. Aunque también existe la posibilidad de pagarlo de manera bimestral excepto los contribuyentes que aportan la cuota mínima, es decir: jubilados, pensionados o mayores de 60 años.

Sin embargo, así como es obligación de los propietarios estar al corriente con sus pagos, el estado debe utilizar estos recursos como instrumento para el desarrollo urbano y hacer las mejoras que sean necesarias en la zona.

La función principal de este gravamen es generar recursos para que los gobiernos municipales puedan proveer servicios públicos a nivel local, tales como alumbrado, pavimentación, recolección de residuos, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Esto significa que, entre más cumplidos seamos con el pago de estas contribuciones al mismo tiempo que exista mayor transparencia por parte de las administraciones, nuestras alcaldías serán mucho más seguras y cumplirán con las expectativas de todos los que vivimos ahí.

Recuerda que este es un impuesto municipal, lo que significa que la recaudación del mismo es responsabilidad de la municipalidad distrital donde se encuentra ubicado el predio y se le paga a la tesorería donde está el predio y no a nivel federal como ocurre con el Impuesto sobre la Renta (ISR) de quien el Servicio de Administración Tributaria (SAT) es el responsable.

¿Cómo se calcula el predial?

De acuerdo con la Secretaría de Finanzas (SEFIN) de la Ciudad de México, la base del impuesto Predial es el Valor Catastral de un inmueble, el cual tiene dos componentes principales: el Valor del Suelo, que depende de la ubicación del inmueble; y el Valor de la Construcción, que comprende el tipo de inmueble, número de pisos, superficie del terreno, superficie de la construcción y la antigüedad del inmueble.

Dicho cálculo se realiza con base en el valor catastral del inmueble, que se obtiene en función de los valores unitarios del suelo y la construcción, multiplicando estos por la superficie de la edificación.

Sin embargo, según la ubicación existen tres tipos de valor de suelo, de acuerdo con el sitio Los Impuestos:

  • Área de valor: Esto implica un cálculo con base en varias manzanas que tienen características parecidas en cuanto a infraestructura y equipamiento urbano, tipo de inmuebles y dinámica inmobiliaria.
  • Enclave de valor: El cálculo por enclave se hace cuando una porción de manzanas o lotes habitacionales son notoriamente diferentes en valor y características respecto de los demás en un área específica.
  • Corredor de valor: Es el cálculo que se hace cuando el inmueble se encuentra en una avenida o vialidad importante o muy transitada. Este cálculo se hace en función de que las grandes vialidades aumentan el valor comercial de una propiedad al incrementar la actividad económica de la zona. Este cálculo se aplica aun cuando el inmueble no tenga su acceso principal sobre la vialidad en cuestión.

Después de calcular el valor del suelo, se determina el avalúo de la construcción y para esto se toman en cuenta factores como:

  • Tipo de inmueble: habitacional o comercial
  • Número de pisos, tanto de la construcción general, como del propio inmueble
  • Superficie del terreno
  • Tamaño de la construcción
  • Antigüedad del inmueble

A partir de todos estos valores, se utilizan las tablas de Predial que indican el monto del impuesto de acuerdo con el rango de valor catastral en que se encuentra una vivienda

Lo que debes considerar

La recomendación que hacemos desde Resuelve tu Deuda es que tomes en cuenta que en cada demarcación hay un programa impulsado por el gobierno estatal y puedes acceder a diferentes beneficios como la condonación del 50% del adeudo total, entre otros.

Revisa si cumples con los requisitos para acceder a alguna de las facilidades, por ejemplo, si eres pensionado, jubilado, adulto mayor de 60 años, o acreditas con una identificación oficial que tienes alguna discapacidad.

¿Dónde y cómo puedes pagar?

Existen varios métodos de pago, puedes hacerlo en  efectivo, cheque o tarjeta de crédito a Meses Sin Intereses (MSI) en las oficinas de la Tesorería de tu demarcación o en tiendas de autoservicio y sucursales bancarias en todo el país,  en cualquier caso necesitarás tu boleta o formato múltiple de pago que puedes tramitar en la Tesorería.

En la Ciudad de México existen los “Kioscos” donde puedes hacer tus pagos vigentes o vencidos. Si quieres consultar horarios y requisitos puedes entrar a este link.

Dato curioso

¿Sabías que, de los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es uno de los que menos recauda de este impuesto con apenas el 0.3% del Producto Interno Bruto (PIB)?

Así es, de acuerdo con los Estudios Económicos sobre México realizados por esta organización en 2017, los cuales puedes consultar aquí, hay posibilidades de aumentar el impuesto predial ya que se sitúa por debajo del resto en comparación con el 1.5% que registra América Latina y 1.9% del PIB en el que se sitúa el resto de los países de la OCDE.

Pues ahora ya lo sabes, lo mejor será mantener en orden nuestras obligaciones e incluir el pago de este rubro dentro del presupuesto. Siempre que lo consideres dentro de la lista de gastos fijos, será más sencillo estar al corriente.

También te podría interesar:

6 errores financieros que cometemos a inicios de año
Cómo enfrentar la cuesta de enero
10 cosas que debes saber antes de pedir un crédito hipotecario