deudaDeMama_ResuelvetuDeuda

Testimonio: deuda de mamá3 min read


En Resuelve tu Deuda hemos ayudado a más de 190 mil personas con sus deudas durante los últimos 10 años. Todas estas personas tienen una historia única que contar.

4 de cada 10 de nuestros clientes son mujeres, y de éstas, el 86% de las que cuentan con dependientes económicos son responsables de uno o más hijos.

En la mayoría de los casos, mientras más dependientes económicos tenga una persona, mayor es su monto de deuda, ya que las obligaciones monetarias aumentan conforme el número de integrantes en la familia.

En Resuelve tu Deuda tenemos el firme compromiso de que todos nuestros clientes sepan que, sin importar su situación económica o familiar, siempre existe una solución. Por eso, en esta ocasión te compartimos la historia Carmen, madre y jefa de familia, graduada del programa Resuelve tu Deuda.

“Yo era una excelente pagadora, debido a mi trabajo de maestra tenía un buen sueldo y podría hacer frente a mis créditos.

Mis deudas fueron resultado de la combinación de una mala educación financiera por querer comprar cosas al momento y no dedicarme a ahorrar para conseguirlas, además de culpas que tenía con mi hijo.

Al ser una madre trabajadora y jefa de familia empecé a compensar con cosas materiales el tiempo que dedicaba al a dar clases y no pasaba con mi hijo. Poco a poco lo acostumbre a comprar todo lo que quería en el momento que quería.

Mi deuda, conformada por 5 tarjetas de crédito, 2 departamentales y 1 préstamo de nómina, alcanzó los $164 mil pesos, mismos que me exigían pagos mínimos mensuales de $15 mil pesos con un ingreso mensual aproximado de $20 mil pesos. Es decir, sólo tenía $5 mil pesos restantes para enfrentar todos los gastos del hogar como la hipoteca, colegiaturas, entre otros.

Para lograr solventar estos gastos, empecé a sacar de una tarjeta para pagar otras y con el paso del tiempo agoté mis posibilidades de crédito. Las instituciones dejaron de otorgarme nuevos préstamos y comencé a atrasarme. Las llamadas de cobranza no se hicieron esperar y, aunque en un inicio solo me recordaban pagar, conforme pasó el tiempo comenzaron las amenazas de embargo y de exhibirme con toda mi familia. Me sentí muy sola, desesperada y abandonada e incluso recurrí mucho a mi fe para poder salir de este problema. Necesitaba una señal.

Un día, mientras preparaba mi clase me apareció publicidad de Resuelve tu Deuda en internet. De primera instancia no confié, así que ignore el mensaje, pero siguió apareciendo hasta que decidí investigar más. Diversos factores me dieron la confianza que necesitaba para registrarme, me asesoraron e ingresé al programa.

Carmen concluyó su programa con Resuelve tu Deuda en 18 meses, con un ahorro de $3,900 mensuales. Hoy con orgullo lleva una vida financiera sana, adquiriendo únicamente las cosas que puede pagar y sin acumular nuevas deudas. Si quieres conocer su historia completa da clic aquí.