tipos de deudas

¿Qué tipos de deudas existen?4 min read


Tener una vida libre de deudas resulta casi imposible en esta época. Y es que adquirir compromisos financieros no es “malo”, el crédito es una alternativa para adquirir un bien que difícilmente podríamos pagar de contado. El verdadero error es hacerlo sin planear ni comparar y, peor aún, sin conocer conceptos básicos de finanzas.

En esta ocasión platicaré sobre los tipos de deudas que existen y daré la posible respuesta a esa pregunta que todos nos hemos hecho algún día: ¿cómo voy a pagar mis deudas? ¿Listos?

Pues bien, las deudas se dividen en dos grupos:

Garantizadas.


También se les conoce como “secured” o deudas con garantía y son aquellas donde el bien o propiedad puede utilizarse como forma de pago en caso de atraso. Es decir que, las propiedades que adquiriste, garantizan al acreedor el pago de la deuda existente y él puede recuperarlas si no cumples con lo establecido en el contrato.

Entre las deudas garantizadas más comunes destacan:

 

Hipotecas.

De no cumplir con las mensualidades acordadas con la entidad bancaria que otorgó el crédito, el acreedor puede ejecutar una garantía por medio de un procedimiento de corte, esto se realiza con propiedades tales como casas, departamentos, terrenos, edificios o fincas.
 
tipos de deudas
 

De acuerdo con la Asociación Nacional para la Defensa del Deudor, hay tres niveles de endeudamiento hipotecario: el nivel menos severo es cuando el cliente aún paga pero cada vez le cuesta más trabajo hacerlo; la siguiente etapa es cuando presenta un atraso de 90 días sin pagar, pero aún es posible recuperarse; mientras que un nivel grave es cuando sólo se puede dar la vivienda en dación.

Financiamiento de muebles para el hogar u oficinas.

Seguramente viene a tu mente alguna tienda o mueblería que vende a crédito o a pagos chiquitos, ¿cierto? En la mayoría de los casos ofrecen financiamiento con la condición de que la deuda es garantizada. Así que de ahora en adelante lo mejor será cumplir con las cuotas establecidas y, por más pequeña que sea la mensualidad, ser consistente en los abonos si no quieres que un día vacíen tu casa a causa del no pago.

Crédito automotriz.

El financiamiento lo otorga un banco, una agencia de autos o una sociedad anónima especializada (sofoles). Normalmente, para acceder a este crédito debes pagar un enganche, el cual es en promedio de 20% del total del valor del vehículo, y el resto lo liquidas en pagos mensuales a un plazo determinado por el monto del enganche pagado. Sin embargo, si dejas de pagar las mensualidades, aun cuando el plazo esté próximo a concluir, el fiador puede tomar posesión del bien con o sin orden de un tribunal.
 
tipos deudas
 

No garantizadas.

Contrario al escenario anterior, este tipo de dudas no poseen aval. Es decir que, de no pagar o cancelar, el acreedor no podrá embargar ninguna propiedad. Sin embargo, el deudor sí puede ser penalizado y se pueden tomar acciones legales contra éste, pero no podrá ser despojado de sus bienes.

Los créditos al consumo son un ejemplo de este tipo de deudas. Por ejemplo:

 

Tarjetas de crédito bancarias o departamentales.

Estos productos tienen pros y contras.

  • Ventajas: Nos permiten utilizar los productos y servicios, mientras que todavía estamos pagando por ellos sin tener que esperar hasta que hayamos ahorrado suficiente dinero para la compra. Además, si son utilizadas de manera inteligente vamos construyendo un historial crediticio favorable y permite aprovechar otras oportunidades de financiamiento con mejores condiciones en el futuro.
  • Desventajas: Utilizar este tipo de financiamiento reduce la capacidad de ahorro de dinero y si surgen situaciones de emergencia financiera, podemos estar desprotegidos.

 
tipos de deudas
 
Adicional, el precio final del artículo obtenido mediante el financiamiento sube considerablemente, las tasas de interés pueden ser elevadas y los cargos y comisiones, como manejo de cuenta, anualidad, seguros, pueden prolongar los pagos hasta caer en una situación de no pago.

Préstamos personales.

Un préstamo personal es un contrato por el que la entidad financiera adelanta una cantidad de dinero (principal) a otra persona llamada prestatario, con la obligación de que devuelva el principal y abone además unos intereses pactados y los gastos derivados de la operación.

Recuerda que antes de adquirir un crédito de cualquier tipo es importante contar con un fondo de emergencias de, al menos, tres meses para poder hacer el pago correspondiente en caso de quedarse desempleado. Sin embargo, no todo está perdido cuando ya existe un problema de sobreendeudamiento.

Para estos dos últimos tipos de deudas, existen expertos en reparación de deuda como Resuelve tu Deuda, ellos son la respuesta a la pregunta del principio. Ahora ya lo sabes. Si son créditos al consumo, la deuda asciende a los $35,000 y quieres obtener un descuento hasta del 70%, es probable que esta reparadora de crédito mexicana sea la solución que buscas.
 
 

Otras publicaciones que te podrían interesar:

  • Financiamientos: pequeñas y medianas empresas
  • ¿Qué es un crédito automotriz?
  • Cómo generar dinero extra para liquidar las deudas
  • Cómo “limpiar” mi buró de crédito