Que pasa si fallece el titular de un prestamo

¿Qué pasa si fallece el titular de un préstamo?5 min read


Para los mexicanos, la muerte no es un tema complicado ya que forma parte de nuestra cultura. Sin embargo, no siempre estamos preparados para su llegada y esto puede desencadenar muchas complicaciones emocionales y económicas.  A continuación, te contaré sobre algunos puntos importantes a considerar ante una situación tan desafortunada como la cancelación de un crédito por fallecimiento, entre otros.

¿Te has preguntado qué pasa si fallece el titular de un préstamo?

Es necesario indagar entre sus documentos, como estados de cuenta o tarjetas de crédito. Una vez que se tenga la certeza si tenía relación con algún banco o institución financiera, será momento de ponerse en contacto con éstas.

Más vale prevenir:

Procura tener una persona (de confianza) designada para que tenga acceso a los datos necesarios y pueda revisar tu buró de crédito y le permitirá confirmar qué deudas están pendientes de ser liquidadas, pues tendrán el estatus de “activo”.

 

Que pasa si fallece el titular de un prestamo

 

¿Qué hacer si hay deudas activas?

De acuerdo con lo estipulado por la CONDUSEF, se cuenta con un total de 180 días naturales después de la muerte del titular de una deuda, para notificar a las instituciones financieras, aunque lo más recomendable es dar aviso lo más pronto posible, para evitar el cobro de intereses.

Hay que tomar en cuenta que cada institución se rige bajo diferentes términos y procesos en estos casos.  He ahí la importancia de leer con detenimiento las cláusulas de los contratos y notificar a tiempo al responsable para evitar contratiempos.

Un seguro de vida, la mejor opción…

Hoy en día la mayoría de las instituciones financieras están implementando en sus créditos la contratación de un seguro de vida. Las deudas que estén protegidas por un seguro de este tipo quedarán canceladas al fallecer el titular.

Hay que tomar en cuenta que es necesario presentar COPIA de los documentos correspondientes, que principalmente son:

  • Acta de defunción del titular de la deuda
  • Identificación oficial del titular
  • Y la identificación del responsable

Los créditos hipotecarios y automotrices piden de forma obligatoria la adquisición de este tipo de seguros, pero también se está implementando en los préstamos personales y tarjetas de crédito. De esta forma, podrás ahorrarles a tus familiares muchos problemas en caso de fallecer.

¿Hay deudas que pueden permanecer activas después del fallecimiento del titular?


La CONDUSEF indica que existen casos específicos en los cuales una deuda se mantiene activa:

Asumió la responsabilidad y se haya firmado como co-titular de un crédito.

Cuando el titular está casado, la deuda pasa al cónyuge.

Si se heredan bienes como casas o autos adquiridos a través de un crédito.

En caso de haber firmado un aval, a él se le transfiere la responsabilidad del pago.

Se nombra a un albacea en su testamento.

 

Que pasa si fallece el titular de un prestamo

Las preocupaciones pueden prevenir gracias a la protección del crédito a través de un seguro, tal como lo revisamos anteriormente.

En el caso de las tarjetas de crédito, es muy importante que la persona que haya quedado como responsable interrumpa los cargos domiciliados a la cuenta y que evite el uso del plástico, ya que, de lo contrario, el crédito no podrá ser cancelado, ya que la institución bancaria toma en cuenta la fecha de fallecimiento del titular para la cancelación del crédito. Si se hace uso después de esa fecha, la deuda se mantendrá activa.

Otro motivo que provoca que un adeudo se mantenga activo aún después del fallecimiento del titular es que el crédito tenga más de tres meses de atraso, por lo que es importante mantener sana nuestra salud financiera.

¿Hay deudas que deben pagarse de forma obligatoria?

Si se deja en herencia alguna casa o automóvil adquirido a través de un crédito y no protegido por algún seguro de vida, entonces el heredero no sólo recibirá el inmueble, sino también las deudas. En este caso, la persona que herede los bienes tiene tres escenarios posibles en los cuales puede decidir qué le conviene más:

Aceptar.

El heredero asume la total responsabilidad sobre el inmueble en cuestión, por lo que pasa a ser el titular del adeudo y se compromete a realizar el pago, comprometiendo incluso el pago de este hasta con su propio patrimonio.


También se puede aceptar la herencia a título de inventario.

Esto quiere decir que se acepta la herencia, pero después del pago del monto pendiente. Es decir, la institución financiera se cobrará lo faltante del crédito y el restante pasará a manos del heredero. Si los bienes no logran cubrir el adeudo total, los acreedores no podrán cobrarle al heredero, pero éste tampoco recibirá nada.

Rechazar la herencia.

Para este caso es importante que se formalice el rechazo con ayuda de un oficio y un notario. El heredero se deslinda de los bienes, así como de las deudas.

Que pasa si fallece el titular de un prestamo

Recapitulemos:

Como ves lo que pasa cuando el titular de un préstamo es un tema muy complejo, pero al igual que muchos temas financieros, la mejor arma es la prevención. Es importante dejar en regla todas las cuestiones financieras y trámites testamentarios, para evitar un desgaste a nuestros familiares posterior a nuestro fallecimiento, así que para terminar no olvides:

Designar a un familiar o amigo de entera confianza como el responsable de tus deudas en caso de que fallezcas. Debe tener acceso a toda la información de estos.

El responsable debe notificar de manera inmediata las instituciones financieras de tu fallecimiento, para iniciar los trámites de cancelación correspondientes.

Contrata seguros de vida en tus créditos, por lo regular la institución financiera te lo ofrecerá desde un inicio

Si eres designado para tomar la responsabilidad de los créditos de una persona fallecida, asegúrate de tener acceso a los contratos, documentos, contraseñas de banca electrónica, pólizas de seguro, etc., que hagan más fácil cualquier trámite que se tengan que hacer.

 

Otras publicaciones que podrían interesarte: