cuesta de verano

¿Qué es la “cuesta de verano”?4 min read


Seguramente has escuchado el término “cuesta de enero” que se refiere al periodo de resaca económica producido por un gasto excesivo en las fechas decembrinas. Sin embargo, existe otra época del año en que se dan circunstancias similares y se le conoce como “cuesta de verano”

 

¿Te interesa conocer más al respecto? Sigue leyendo.

¿Qué es la cuesta de verano?

Como se mencionó arriba, así se le nombra a esta etapa de depresión económica que se produce por la combinación de las deudas que dejaron las vacaciones y las compras del regreso a clases. De ahí que estos dos eventos se dejen sentir en nuestras carteras en los meses posteriores al verano.
 
cuesta de verano
 

¿Cómo se produce la “cuesta de verano”?

En general, la mala administración financiera es el principal causante de ambas cuestas, pues al no prever los gastos que realizaremos en los meses posteriores, olvidar las responsabilidades económicas que ya tenemos agendadas y no plantear un presupuesto para nuestras compras, se crea una tormenta perfecta para caer en deudas.

Con respecto a este periodo, hay algunas cifras que es importante destacar.

Según el Barómetro Internacional de Verano, nuestro país es de los que más desembolsan durante este periodo pues de su salario mensual, las personas destinan el 60% a cubrir el costo vacacional. Además, casi 3 de cada 10 gastan 4 mil pesos en promedio, mientras que 6% ocupa entre 16 mil y 20 mil pesos para solventar sus consumos.
Además, de acuerdo con la Canacope CDMX, 2 mil 768 pesos es el gasto medio que realizan los padres para cubrir únicamente los útiles escolares de cada hijo. Además, si se suman los mil 764 que desembolsan por el uniforme, el total se eleva a 4 mil 532 pesos.

Con todo lo anterior, es fácil reconocer por qué la “cuesta de verano” es tan común y por qué las familias numerosas con poca educación financiera son más susceptibles de padecerlo.

¿Qué puedo hacer para evitar la “cuesta de verano”?

Lo mejor que puedes hacer para evitar este y otros escenarios difíciles para tu bolsillo es anticiparse y administrarse correctamente. Por ello, te comparto algunas recomendaciones para que no sufras el siguiente verano:

 

Aprovecha el tiempo a tu favor

La ventaja que tienen las vacaciones y el regreso a clases es que puedes prevenir el gasto con meses de anticipación. De esa manera, tendrás la oportunidad de buscar las ofertas que más le convengan a tu bolsillo y, si vas a salir, dejar el viaje pagado antes de partir.
 
cuesta de verano
 

Ten el presupuesto a la mano

La regla del 70-30 debe estar presente en todo el año: 70 por ciento de tus ingresos para cubrir los gastos básicos como vivienda, salud, educación y transporte, mientras que el resto será para el pago de deudas, entretenimiento y ahorro. Si te das cuenta, los útiles escolares y las vacaciones ya están integradas aquí bajo las categorías de “educación” y “entretenimiento”, así que no tendrás problema si lo cumples correctamente.
 
cuesta de verano
 

Ocupa las promociones de tu tarjeta

Una de las grandes ventajas que te ofrecen los plásticos son las facilidades para vacacionar. Desde millas en vuelos, hasta descuentos en hoteles o en paquetes de viaje, podrías contar con interesantes promociones para esta temporada. Además, también hay algunas tarjetas de establecimientos, como papelerías, en donde te ofrecen facilidades por generar todas tus compras ahí. Averigua y compara antes de tomar una decisión.
 
cuesta de verano
 

Prevé los meses siguientes

La “resaca financiera” de estas fechas se podrá sentir cuando todo vuelve a la normalidad. Por lo tanto hay que ser cautelosos, reconocer nuestros próximos compromisos de pago y no quedarse sin respaldo económico al terminar el verano. Además, los padres de familia deberán apartar un monto para las colegiaturas y compra de útiles si no desean iniciar el ciclo escolar con deudas.
 
cuesta de verano
 
Como ves, evitar la “cuesta de verano” implica disciplina y constancia. Pero no te estreses, adquirir mejores hábitos lleva tiempo pero los beneficios son muy grandes. Por eso, anímate a mejorar tu economía y revisa los otros temas que hemos desarrollado para ti.