productos y servicios financieros

Productos y servicios financieros: ¿quién protege a los usuarios?3 min read


A menos que seas de los que creen que su dinero está más seguro en el colchón (espero que no), seguramente tienes por ahí alguna cuenta de ahorro o inversión en el banco o alguna otra institución. Si eres de los más aplicados, probablemente hasta cuentes con un seguro, hayas elegido ya tu AFORE, o seas usuario de uno o varios productos y servicios financieros.

Conocer las características de los productos y servicios que contratas, así como verificar la legalidad de la institución en las que los solicitas, es igual de importante que saber quién protege tu dinero y quién puede defenderte ante algún abuso o falla en el servicio. Por eso, hoy quise hablarte de la CNBV, la CONDUSEF y la PROFECO. ¿Comenzamos?

 

¿Qué es la CNBV?

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores es el ente más importante del sistema bancario. Es la autoridad que procura el orden y la estabilidad del Sistema Financiero Mexicano, por lo que dentro de sus facultades se encuentra la autorización, regulación, supervisión y sanción sobre todas las entidades que integran al mismo. Una de sus principales metas es que cada familia pueda tener acceso a más y mejores servicios financieros.

 

¿Y para qué sirve la CONDUSEF?

La CONDUSEF sirve para dos cosas: prevenir y corregir. Previene al promover la educación financiera entre los mexicanos, y corrige resolviendo quejas y reclamaciones de los usuarios. En otras palabras, la CONDUSEF protege los intereses de todos los que hacemos uso de productos y servicios financieros.

En esta institución, cualquier persona puede buscar asesoría legal u orientación para resolver problemas con alguna institución, siempre y cuando esta esté regulada y supervisada por la CNBV.

Probablemente te estés preguntando “¿y cuáles son esas instituciones?”. Son las AFORE, aseguradoras, bancos, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades de Ahorro y Crédito Popular, Casas de Bolsa, Afianzadoras y Operadoras de Sociedades de Inversión.

OJO: El Buró de Entidades Financieras (BEF) es una herramienta de consulta que te permite conocer los productos que ofrecen las entidades financieras, las comisiones que cobran, entre otra información que te será muy útil para decidir lo que más te convenga.

Te recomiendo consultar la lista de financieras registradas en CONDUSEF, te aseguro que te será muy útil en un futuro.

 

¿Notaste algo raro en la lista anterior?

Sí. Las Reparadoras de Crédito NO estamos reguladas por la CNBV, por lo tanto, no somos vigiladas por CONDUSEF. ¿Esto quiere decir que somos ilegales? ¡Para nada! Pero, al no ser una entidad financiera sino un servicio, nuestros usuarios están respaldados por la PROFECO.

La Procuraduría Federal del Consumidor es una institución que protege los derechos de los consumidores y, al mismo tiempo, da información para que todos hagamos compras informadas y responsables (¿recuerdas la Revista del Consumidor?). La PROFECO previene abusos y garantiza relaciones de consumo justas. Nada de que no te vendieron un kilo de a kilo o que el servicio que contrataste resultó una estafa.

Por cierto, si estás buscando cómo presentar una queja ante PROFECO en línea, el siguiente link te será de ayuda: https://www.profeco.gob.mx/Servicios/concilianet.asp

Espero que este artículo te sea útil. Recuerda que hoy ya no hay pretexto: internet está plagado de información que nos ayuda a que no nos vean la carota y a tomar mejores decisiones que nos ayuden a alcanzar nuestras metas financieras.

¡Hasta la próxima!

 

Otras publicaciones que te podrían gustar: