Flor de la abundancia

Flor de la abundancia, ¿sirve para conseguir dinero rápido?4 min read


Di no a las soluciones milagrosas

Cuando se tienen deudas o se quiere conseguir solvencia económica en poco tiempo, en ocasiones se buscan soluciones que incluso parecen “milagrosas” para conseguir dinero rápido.

Estas son algunas de las cosas de las cuales te debes cuidar para no poner en riesgo tu integridad y tu dinero cuando lo único que piensas es “Quiero conseguir dinero rápido“:

 

Flor de la abundancia.

Este método de estafa empezó en España hace un par de años, en el 2007 para ser exactos y ha estado de moda en México desde hace algunos meses y todavía se puede escuchar de algunos casos recientes en diferentes ciudades del país. La flor de la abundancia funciona de la siguiente manera:

fraudes_financieros

La flor empieza en el centro con el intengrante principal, quien es el iniciador de la flor. Esta persona será quien se lleve todas las ganancias al principio. Luego están dos pétalos que corresponden a las personas de apoyo y quienes serán los siguientes en recibir las ganancias, luego siguen otros 4 pétalos quienes son los encargados de buscar a los integrantes del último nivel los cuales aportarán el capital.

Las 8 personas de la base, serán los que le darán el dinero al primer nivel quien desaparece de la flor una vez  que reciba el dinero. Luego la flor se divide en dos y las personas que fungían como apoyo, ahora serán los que reciban el dinero y quienes estaban en los últimos pétalos ahora deberán buscar nuevos integrantes que aporten el capital.

El dinero que se pide para unirse puede variar, existen flores de la abundancia desde los 500 pesos hasta los 30,000 pesos y el gancho para atrapar a la gente es venderles la idea de que puedes multiplicar tu dinero hasta 8 veces, por ejemplo 4,000 o 240,000 respectivamente.

Este tipo de fraude puede tener diversos nombres: Proyecto Castillo, Proyecto Taj Majal, Trébol de la abundancia, telares entre otros.

La característica principal de este tipo negocios es que le piden a los nuevos integrantes una cantidad de dinero y se les promete multiplicar su dinero de manera casi milagrosa.

Préstamos express

Existen instituciones que dan una alternativa fácil de conseguir dinero para pagar deudas: los préstamos express.

La gran mayoría no están avaladas por  la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ni por la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) por lo que no hay quien regule sus operaciones.

Estas instituciones ofrecen préstamos sin consultar el buró de crédito y, en ocasiones, sin aval es por esto que muchas personas se sienten atraías a estas alternativas.

Para obtener sus ganancias, estas instituciones piden al solicitante que deposite una cantidad de dinero para gastos operativos y de administración antes de realizar el préstamo, el cuál jamás se realiza. O, en su defecto, el cobro que se pide es por hacer la evaluación de cada cliente, costo que no es reembolsable si el crédito no se otorga por cualquier razón.

Las instituciones financieras que cuenta con regulación no piden un costo o porcentaje para gastos de operación o evaluación del caso antes de otorgar el crédito.

 

Inversiones rápidas.

Otra de las soluciones rápidas y milagrosas son empresas llamadas “Opciones binarias” que ofrecen rendimientos altísimos de inversión en periodos cortos de tiempo. Este tipo de empresas te piden una cantidad determinada para “invertir” y ofrecerte ganancias estratosféricas. Sin embargo, no son empresas avaladas o que tengan algún tipo de regulación, por lo que no tienes la seguridad de invertir tu dinero en algo seguro.

Un factor que tienen en común en este tipo de empresas fraudulentas es que te ofrecen grandes rendimientos en muy poco tiempo, que van desde los 15 días a un mes.

Nunca emiten ningún tipo de comprobante oficial o recibo que te pueda dar la seguridad de que estás inviritiendo en fondos reales.

Si estás buscando alguna alternativa para solucionar tus deudas, mejor busca asesoría sin poner en riesgo tu estabilidad financiera.