score crediticio

Esto es lo que estás haciendo mal y afecta tu Score crediticio4 min read


Para todos debe ser muy importante encontrarnos al corriente en nuestras obligaciones bancarias, y es que una buena economía personal genera crecimiento, evita malestares, gastos extra y sobre todo permite tener una vida crediticia activa.

Tal vez no sabemos en qué momento vamos a necesitar un crédito, pero lo que sí debemos tener claro es que, si tenemos malos hábitos financieros y un puntaje bajo ante las centrales de riesgo, será difícil adquirir financiamiento.

A continuación, enlisto algunos indicadores que, probablemente, están presentes en tu vida y debes dejar fuera para lograr el éxito financiero:

No elaboras un presupuesto.

El presupuesto es la herramienta básica para saber en qué se va el dinero. Sin importar cuánto ganas, puedes dividir el 70% de tus ingresos y destinarlos a gastos fijos como vivienda, educación, salud y transporte. El otro 30% puedes dividirlo entre ahorro, entretenimiento y pago de deudas.  

Si haces este ejercicio y descubres que estás destinando más de una tercera parte de tu ingreso al último rubro, es probable que te encuentres en una situación de sobreendeudamiento y deberías considerar implementar un plan de acción; una reparadora de crédito puede ser la alternativa.

Vives la vida loca.

Si al hacer tu presupuesto detectaste rubros a los cuales estés dedicando un mayor ingreso del que deberías, por ejemplo: excedes el rubro de entretenimiento porque te gusta la fiesta… Debes ser muy disciplinado, plantearte objetivos y, en caso de que tengas deudas, liquidarlas antes de planear la siguiente salida o compra poco necesaria.

Tienes deudas y no te preocupa.

Si utilizas tus tarjetas de crédito como si fuera una extensión de tu sueldo, pagas una tarjeta con otra o piensas solicitar un crédito para cancelar otras obligaciones, toma en cuenta que no estás acabando con el problema de raíz y la recomendación es cortar toda fuente de endeudamiento de golpe.

No buscas ayuda de expertos.

Hay diversas estrategias que puedes seguir para liquidar tus deudas. Si éstas superan tu capacidad de pago, pero tienes la intención de liquidarlas y buscas reincorporarte al sistema crediticio, la mejor alternativa es acercarte con Resuelve tu Deuda, los especialistas en reparación de deudas. 

¿Y tu Score?

No está de más recordar que las instituciones financieras piden algunos documentos como el score crediticio para calcular la posibilidad de un incumplimiento de pago por parte del solicitante. Este indicador es una calificación que otorgan las Sociedades de Información Crediticia (SIC) y que va de los 300 a los 850 puntos. Entre más alto sea el número, se incrementa la posibilidad de aprobación.

Dicha cifra se construye a partir de distintos rasgos del usuario, tales como su historial de comportamiento, antigüedad del expediente, saldos, tipos de créditos solicitados y nuevas peticiones. De ahí que una calificación menor a 550 refleje un mal manejo de préstamos anteriores, mientras que una superior a 700 puntos sea de alguien con una buena administración financiera y, en consecuencia, será un acreditado confiable.

Cabe señalar que esta puntuación es dinámica, así que se modifica según los cambios registrados en el uso del crédito. A continuación, enlisto una serie de recomendaciones para conseguir un mejor score y así facilitar el acceso al financiamiento.

 

Elige el tipo de crédito que se adapte mejor a tu proyecto

Ya sea que desees comenzar una empresa, expandirla o adquirir maquinaria para mejorar tus procesos, debes elegir el tipo de crédito adecuado. Por ejemplo, pagar con una tarjeta podría sobregirarla y generarte muchos intereses, por lo que un préstamo personal resultaría más adecuado para cantidades grandes, aunque el periodo de amortización pueda ser prolongado.

 

Paga puntualmente

Aunque parezca obvio, mucha gente no lleva en orden sus obligaciones financieras y termina acumulando deudas por olvidar las fechas de pago. Este descuido podría interpretarse como si hubiera una falta de liquidez que le impide al propietario cumplir en tiempo y forma. Evita que esta clase de comportamiento afecte tu score y mantén al corriente todas tus cuentas.

 

Cuida tu capacidad de pago

Las empresas también deben ser muy claras en determinar su capacidad de pago, ya que, si destinan una parte importante de sus ingresos a cubrir sus adeudos y han ocupado gran porcentaje de sus líneas de crédito, parecería que no cuentan con margen suficiente para un nuevo financiamiento o que están muy expuestos a caer en impago si algún gasto incrementa.

Es muy importante recordar que cualquier comportamiento que tengamos con el crédito hoy, repercutirá en las posibilidades para adquirir un financiamiento el día de mañana. Recuerda que el score es el resumen de todo tu historial… es tu carta de presentación ante cualquier institución bancaria.