Diferencias entre persona física y persona moral4 min read


Cuando hablamos de cuestiones fiscales, una de las primeras distinciones que se deben atender es la diferencia entre personas físicas y morales.  Pues al tener claro el perfil en que nos corresponde tributar, será más sencillo conocer y comprender nuestras obligaciones.

Por ejemplo, si deseas poner un negocio, debes considerar si lo harás solo o con socios. En el primer caso te definirías como Personas Física, en el segundo como una persona moral. Éste último implicaría la formación de una sociedad y, por lo tanto, otros trámites para su constitución.

Como ves, la naturaleza de tu negocio y su operación la definirán también fiscalmente. Por ello, en esta ocasión revisaremos las definiciones y las diferencias entre ambos tipos de personas.

¿Qué es una persona física y una moral?

Como ya lo mencionamos, emprender solo, te convierte en una persona física y hacerlo con uno o más socios genera a una Persona Moral al momento de registrar o constituir la empresa. En ambos casos, las actividades que se desarrollen deben ser lícitas y apegadas al régimen que les corresponde.

Tomando en cuenta estos atributos, tal vez pienses que si toda la responsabilidad de un nuevo negocio recae sobre ti, entonces deberías registrarte bajo persona física. Sin embargo, es a partir del tipo de régimen que podrás identificar si tu actividad empata con esa categoría o no.

¿Qué es el régimen fiscal?

Régimen fiscal es el conjunto de derechos y obligaciones a los que se hace acreedor un contribuyente a partir de la actividad económica que desempeña y pueden variar según el tipo de persona (física o moral) de que se trate.

¿Cuáles son los regímenes fiscales de las personas físicas?

  • Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)

Para contribuyentes que realizan actividades empresariales, venden bienes o prestan servicios que no requieren un título profesional y cuyos ingresos no superen los dos millones de pesos.

  • Actividades Empresariales

Aquí tributan quienes realicen actividades comerciales, industriales, de autotransporte, agrícolas, ganaderas, de pesca o silvícolas.

  • Arrendamiento  

Como su nombre lo indica, es para personas que rentan o subarrendan bienes inmuebles como locales, bodegas, edificios, casas habitación y otros.

  • Servicios profesionales u honorarios

Los famosos freelancers se ubican aquí, pues obtienen ingresos por realizar sus actividades de manera independiente cobrando honorarios en lugar de un salario.

  • Sueldos / Salarios

Este es el régimen de los Godínez. Es decir, de quienes perciben salarios y demás prestaciones por su trabajo subordinado.

 

¿Y las personas morales?

En el caso de las personas morales, sólo cuentan con dos régímenes:

  • Con fines no lucrativos

Para asociaciones cuyo objetivo no es obtener ganancia económica o lucro, como lo son las instituciones de beneficencia o asistencia, cámara de comercio e industria, sindicatos, entre otros.

  • General

Aquí encontramos a las sociedades con fines lucrativos como las mercantiles, civiles, instituciones de crédito, seguros y finanzas, etc.

Dentro del régimen general también se consideran regímenes especiales para los grupos de coordinados y la empresas dedicadas a las actividades del sector primario (agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras)

¿Qué otras diferencias hay entre las personas físicas y morales?

Las personas físicas y morales no sólo se caracterizan por sus distintos regímenes, existen otras diferencias entre ambos. Algunas son:

  • Las personas físicas se identifican por su nombre, mientras que las morales lo hacen por su denominación o razón social.
  • El patrimonio de la persona física, es todo aquello que la persona posea. Mientras que en el caso de la moral, se encuentra delimitado por las aportaciones que los socios hayan hecho para su formación, por lo que es independiente de los individuos que la formen.
  • Si su negocio no funciona, las personas físicas pueden suspender las actividades con una notificación al SAT. En cambio, las morales deben disolver y liquidar la asociación frente a un notario.
  • Las deducciones personales aplican únicamente para las personas físicas.

Como ves, la decisión de formar un tipo de personalidad u otro no es tan sencillo, pero cobra gran relevancia al marcar la pauta para las obligaciones según la legislación fiscal y por lo tanto impacta directamente en el tipo de contabilidad que requieres.

Por ello, sin importar que seas una persona física o moral, contar con un servicio contable te ayudará a dar cumplimiento con tus obligaciones ante las autoridades, así como evitar multas o requerimientos.

En Enconta ofrecemos un servicio contable integral y a tu medida.

¿Deseas saber más? Da click aquí abajo y descubre cómo podemos ayudarte.

Enconta

Enconta

Te ofrecemos la combinación perfecta entre tecnología y atención humana. La mejor plataforma digital con los mejores contadores.