cuanto debo

¿Cuánto debo en mis tarjetas? ¡Más de lo que crees!5 min read


“¿Cuánto debo?” es la pregunta que debe permanecer en tu mente cada que adquieres una obligación con el banco u otra entidad. En Resuelve tu Deuda nos pusimos a revisar nuestra base de datos de clientes y encontramos un patrón bastante peculiar: identificamos que, antes de entrar al programa, los usuarios DESCONOCÍAN la cifra real de su deuda. En promedio, ellos pensaban que debían un 22% menos.

¿Cómo lo supimos?

Al registrarse para recibir información detallada sobre nuestro programa, preguntamos a nuestros posibles clientes a cuánto ascendía su deuda; una vez que los contactamos y analizamos gratuitamente su buró de crédito, nos dimos cuenta de que esta era mucho mayor de lo que ellos pensaban.

Sí, es real: las personas no saben cuánto deben.

En la siguiente gráfica puedes encontrar la comparativa entre la “Deuda web” y la “Deuda Real” de nuestros clientes. La deuda web se refiere a la deuda que dijeron tener antes de que analizaramos su buró de crédito, la deuda real (como su nombre lo dice) es la cifra real de sus adeudos.

cuanto debo a los bancos

Sorprendente, ¿no?

Este dato nos indica que las personas pueden estar haciendo dos cosas:

  1. Dejar de ver sus estados de cuenta cuando ya saben que están en una situación complicada (evadir el problema).
  2. No leen su estado de cuenta por falta de educación financiera.

¿Cómo llegaron a esto?

Alguna vez te platiqué sobre la mala administración financiera como una de las principales causas de sobreendeudamiento, ¿lo recuerdas?

El mal uso de las tarjetas de crédito impacta directamente en nuestras finanzas personales, y los problemas pueden comenzar desde el momento en que elegimos cuál plástico usar.

De acuerdo al Reporte de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 7 de cada 10 personas que tienen una tarjeta de crédito no compararon opciones antes de elegir su producto financiero. Esto quiere decir que probablemente no saben cuál es el costo anual total (CAT), los beneficios con los que cuentan, línea de crédito, etc., por lo que no resulta difícil de creer que con el tiempo pierdan el control de sus cuentas y terminen sin saber cuánto dinero deben.

El analfabetismo financiero, nuestro principal enemigo.

Este término se utiliza para aquellas personas que no tienen noción de cómo funcionan herramientas que son muy útiles para nuestras finanzas, hasta llegar a un punto donde no saben qué están pagando y por qué o en el que están perdiendo beneficios que por derecho les corresponden.

Yo sé que a todos nos puede pasar que, a la hora de comprar a meses sin intereses, se nos compliquen las matemáticas al agregar otros gastos. Lo que yo hago (y lo recomiendo) es llevar un registro para tener contemplado cuánto debo y en qué gasté, esto también me ayuda a cada mes tener en cuenta los pagos a meses sin intereses que están cargados a mi línea de crédito.

Dato curioso: solo el 37% de los encuestados dijo que registra sus gastos, pero el 63% mencionó que lleva sus cuentas mentalmente.

Algunos consejos para que esto no te suceda:

Siempre pon atención al monto total de lo que debes.

Como ya lo he dicho, las deudas no son malas. Una deuda controlada es una aliada, pero una vez que la pierdes de vista, te encontrarás muchas sorpresas como intereses, comisiones por falta de pago, comenzarán las llamadas de cobranza, etc.

Mantente bien informado.

Tengas o no deudas, es importante conocer los movimientos que realizas con tu tarjeta de crédito porque de esta manera controlas tus gastos y estás al pendiente de no rebasar tu capacidad de pago.

¿Cómo saber cuánto debo?

¡Estás a tiempo!,  si tú quieres te puedo enseñar cómo se utiliza una tarjeta de crédito, mientras tanto, te dejo algunos consejos para que aprendas cómo saber cuánto debes en realidad:

Pide tu estado de cuenta por correo electrónico o físico.

Desde que firmas tu contrato con la institución financiera que elegiste, es tu derecho que este documento llegue a tu domicilio o bandeja de entrada electrónica (si no sabes cómo leerlo puedes checar la publicación donde lo explicamos). 

Utiliza la aplicación de tu banco.

Los bancos en todo México tienen la misión de ser inclusivos, por lo que están impulsando el uso de la banca digital. Ahora es más fácil, seguro y conveniente para ti, ya que desde ahí puedes ver todos los movimientos realizados con tu tarjeta de crédito.

Lleva un registro de tus gastos.

Si de plano las aplicaciones no son lo tuyo, entonces opta por ir registrando en una libreta o en tus notas del teléfono cada que des el tarjetazo.

Recuerda la fecha de pago y de corte de tu tarjeta.

Esta información la puedes encontrar en tu estado de cuenta, tengo una publicación donde te explico todo al respecto.

Consultar tu saldo por teléfono.

Al reverso de tu tarjeta encontrarás los números de atención al cliente. Normalmente te piden número de tarjeta y número secreto.

Solicita asesoría de un experto.

Si crees que ya te “volaste la barda” y tus deudas parecen ser muy grandes (siendo que tú debías menos hace unos meses), probablemente estás sobreendeudado. Nosotros te podemos ayudar.

Estos tips son muy sencillos, pero pueden evitar que caigas en situaciones financieras complicadas.Recuerda: de los errores se aprende. No te conviertas en un analfabeta financiero y comienza a cuidar tus finanzas personales desde ahora.

Si ya no puedes esperar más, recibe asesoría totalmente gratuita y liquida tus deudas con hasta un 70% de descuento.