salir de deudas grandes

Cómo salir de deudas grandes sin préstamos4 min read


 

Siempre hemos escuchado historias relacionadas a la importancia que tiene administrar nuestras finanzas personales, una habilidad que debemos reforzar conforme pasan los años porque, poco a poco, podemos explorar diferentes herramientas financieras que nos ayudan a lograr nuestras metas, por ejemplo: las tarjetas de crédito. Sin embargo, fallar en el intento nos podría costar muy caro, ya que una de las consecuencias más severas es no tener idea de cómo salir de deudas grandes.

La historia de Lourdes, como la de otros miles de clientes que tenemos en Resuelve tu Deuda, comenzó justo así. Ella es una mujer independiente, estudió economía. Sus actividades principales son atender su salud y el negocio familiar, de donde obtiene ingresos personales.

 

Antes de las deudas…

Todo fluía normal, no había ningún problema con las tarjetas de crédito que Lourdes utilizaba con frecuencia. Ella conocía muy bien sus fechas de corte y pago, por lo que se le facilitaba usarla para casi todo.

Nos comentó que sus compras eran superfluas,  en otras ocasiones, compraba regalos para su familia; pero no se preocupaba pues la seguridad financiera que tenía por parte del negocio que atendía, respaldaba sus deudas sin problemas.

 

“Tener una tarjeta de crédito es una bendición o una maldición, todo depende de si sabes administrar el dinero o no”

 

como salir de deudas grandes

 

El momento de la verdad.

Un día, sus ganancias se vieron severamente afectadas. La empresa tardó en recuperarse 8 meses, suficiente tiempo para que las deudas que venía arrastrando de tiempo atrás se sumaran a los gastos de supervivencia convirtiéndose en una bola de nieve que empezó a crecer hasta llegar a un monto de 500,000 pesos.

 

“Mi error fue creer que mis 5 tarjetas eran una extensión de mi sueldo. Se hace fácil comprar sin pensarlo…”


Después, sus ingresos se normalizaron, pero ya no eran lo suficiente para pagar sus deudas. Los pagos mensuales eran superiores a lo que ganaba. Fue en ese momento donde la angustia y los problemas comenzaron a surgir.

 

Pero, ¿cómo salir de deudas grandes?

Después de platicar con amigos y familiares, Lourdes tomó la decisión de acudir a al banco y negociar con ellos algún descuento que le pudiera dar un respiro a sus finanzas. La solución que le proponían era pagar su deuda a pagos fijos durante 5 años (en solo una de sus tarjetas), después de hacer cuentas, se percató que pagaría más del doble de lo que debía. Definitivamente no era la solución que ella buscaba.

 

como salir de deudas grandes

 

Por azares del destino llegó a Resuelve tu Deuda.

Uno de sus sobrinos encontró en Internet nuestra reparadora de crédito porque también tenía algunas complicaciones con sus tarjetas de crédito. Cuando él le comentó que podía pagar hasta un 70% menos, ella no le creyó.

Lo primero que vino a su mente fue: Resuelve tu Deuda es un fraude. Le parecía un método milagroso, de esas empresas que desaparecen con tu dinero de un día para otro, así que decidió acompañar a su sobrino para comprobar su teoría.

 

como salir de deudas grandes

 

Durante la sesión de informes en la sucursal, Lourdes escuchaba cada una de las condiciones y restricciones del programa. Al saber cómo funciona el programa le surgieron dudas, mismas que se resolvieron en ese momento y sin titubear decidió entrar al mismo tiempo que su familiar.

 

Por fin libre, sin deudas…

Antes del programa de Resuelve tu Deuda, Lourdes aseguraba saber cómo administrar su sueldo y sus tarjetas, pero realmente no era así. Estaba acostumbrada a gastar en cosas que realmente no necesitaba.

Una vez que aprendió cómo ahorrar y hacer un presupuesto mensual para llevar a cabo los apartados correspondientes, y gracias a que ya liquidó 3 cuentas, hoy lleva una vida más tranquila y convencida de que en poco tiempo terminará su programa.

 

“Durante el tiempo que estoy ahorrando para terminar de liquidar todas mis tarjetas, también ahorré para irme de viaje al extranjero, lo mejor de todo es que pude gastar y sin tocar una sola tarjeta…”

Consejo de Lourdes:

Después de todo, Lourdes nos comentó lo que su situación le enseñó y lo que siente cada que liquidó una cuenta:

“Quitarte una deuda de encima es para respirar y celebrar. Pero lo más importante es aprender de esto, entonces no te cayó el veinte. Olvídate de los gastos hormiga porque aparentemente crees que no estás gastando mucho, pero de poquito en poquito tu estado de cuenta podría ser de tres hojas. ”

 

Otras publicaciones que te podrían interesar: