¿Cómo organizar una boda de bajo presupuesto?7 min read


Casarse es una decisión difícil. No sólo por el compromiso que implica sino por todos los comentarios que hay alrededor del gasto que representa.  Cómo organizar una boda mientras la gente te dice “no se casen, mejor váyanse de viaje”, “mejor inviertan ese dinero en un departamento y muebles”, “mejor compren un coche”, etcétera. 

Y aunque estos comentarios tienen algo de cierto, siempre es atractiva la idea de formalizar y celebrar el amor. En la oficina siempre platico sobre lo barata que salió mi boda, así que nos pareció buena idea escribir este artículo donde te digo cómo organizar una boda sencilla.

1.¿Para cuándo la boda?

El primer y más importante tip es EL TIEMPO LO ES TODO. Idealmente tómate un año para hacer la planeación, esto  te permitirá poder investigar distintos proveedores y tomar decisiones acertadas. Además, como en cualquier planeación de presupuesto, debes establecer un monto límite de lo que quieres gastar. Así podrás planear qué tanto pueden ahorrar mes con mes para llegar al monto deseado. No seas como unos amigos que tienen 3 años de casados y acaban de terminar de pagar las deudas de la boda.  

2. ¿Qué tipo de celebración quieren tener?

Esta decisión iniciará a marcar el tipo de boda que desean. ¿Será una boda sólo por el civil o también elegirán un enlace religioso?
En el caso de la unión legal, el Registro civil tiene diferentes costos dependiendo dónde decidan realizarlo:

  • Celebración de Matrimonio (en oficina de Registro Civil) $1,152.00
  • Celebración de Matrimonio (a domicilio) $2,313.00
  • Celebración de Matrimonio (a domicilio y fuera de jurisdicción) $7,077.00

En mi caso, para nosotros no era importante que la boda civil se realizará el mismo día que la religiosa, así que optamos por la versión más barata y nos casamos en el juzgado un día antes. Sólo invitamos a nuestros papás y fuimos a comer después de firmar.

Si también estás considerando realizar un enlace religioso, el costo dependerá del recinto donde desees hacerlo.

3. ¿Y la fiesta?

Primero hay que definir ¿dónde te gustaría celebrar? ¿quieres hacerlo en la ciudad o prefieres viajar a otro estado o a una playa? Y si te quedas en la ciudad ¿prefieres un salón o un jardín?

Las bodas en un destino no son necesariamente mucho más costosas. Existen hoteles que tienen planes en los cuales, mientras te comprometas a llevar determinado número de huéspedes, la boda es gratis. Una vez conocí a unos escoceses en un hotel de Cancún que utilizaron este método. Como el hotel era all inclusive, no tuvieron que preocuparse por la comida y la bebida. Y el hotel realizó toda la planeación de la ceremonia. Así que si te gusta esta idea, basta con que cheques las opciones para saber si entra en tu presupuesto.

Si decides casarte en la ciudad, lo ideal es contactar alguna empresa que además de ser banquetera, sea dueña de algunos lugares o jardines. Si no lo haces de esta forma, te vas a encontrar con empresas que te hacen una cotización del servicio por persona, y a esto, tendrá que sumarse la renta del jardín o del salón, que -depende de donde sea- pueden ser desde $20,000 hasta $1,000,000.

Además, también es importante empezar a realizar la lista de invitados. Si quieres que sea una boda de bajo presupuesto, necesitan ser mesurados con este número, máximo 150 personas.

4. ¿Qué pasa con la comida y la bebida?

Una vez teniendo el número de invitados, puedes hacer el cálculo de cuánto costará la comida y bebida para todos.

Sobre la comida, depende qué tipo de menú quieras dar: el pescado es mucho más caro que la carne o el pollo, por ejemplo. Existen banqueteras que tienen menú tipo buffet de muchos presupuestos y pueden ofrecer algo muy elegante o muy sencillo, tipo feria o kermes; estas opciones suelen ser más baratas.

Para el alcohol, deberás elegir qué tipo de bebida quieres ofrecer y hacer el cálculo de cuántas botellas necesitarás. Una vez que tienes este total, deberás estar muy pendiente de las promociones de los supermercados o las tiendas especializadas, ya que pueden agarrar buenas ofertas como 3×2 en botellas. Una vez más, EL TIEMPO LO ES TODO.

Nota: los sitios web de las tiendas especializadas suelen tener herramientas para calcular cuántas botellas van a necesitar, o al asistir a la tienda física, también te pueden ayudar con el cálculo.

5. ¿Grupo o DJ?

Las opciones más comunes son: contratar un grupo versátil o un DJ. Ambas suelen contratarse por 5 horas y el costo depende de qué tan demandados estén. Un grupo versátil puede ir desde los $15,000 hasta $50,000 en promedio por actuación. El DJ cobra en promedio de $10,000 a $25,000.

Aquí depende de qué tan importante sea la música para ti en la fiesta. En mi caso, nosotros teníamos muy claro la música que queríamos escuchar. Nos gustan las versiones originales de los grupos o cantantes, por lo cual de inicio descartamos el grupo versátil. Y cuando nos dimos cuenta que le diríamos al DJ qué canciones específicamente tenían que sonar, optamos por hacer nosotros las playlist. Así que sólo contratamos un equipo de sonido y le pedimos a un amigo que estuviera pendiente de cuándo había que cambiar de lista. ¡Salió increíble! Y ahora tenemos un especie de soundtrack de nuestra boda.

También debes considerar si adicionalmente quieres contratar un Mariachi para cerrar la fiesta o algún cuarteto de cuerdas que toque durante la cena. Estas actuaciones cuestan en promedio $2,500 por hora.

6. ¿Vestida de blanco?  

En este caso debes pensar cuál es tu estilo y cuál es el que buscas para ese día. Con eso en mente será mucho más fácil buscar un modelo que se ajuste a tu presupuesto, pero sobre todo a tu gusto.

Dependiendo del presupuesto que tengas, el siguiente paso dar una vuelta por las plazas para que veas algunos precios; quizá encuentres alguno que te convenza.

Aunque lo más seguro es que la opción más barata sea que asistas con una modista. Esta opción tiene varias ventajas: puedes contarle exactamente lo que traes en mente -recuerda ir guardando imágenes que te ayuden a explicarlo-, y podrán hablar del diseño, del tipo de tela que te gusta y lo más importante, decirle cuál es tu presupuesto. Así ella podrá ir haciendo el diseño alrededor de esto.

Yo recurrí a esta opción y pagué $5,000 por mi vestido, ya contando la tela.

7. Luna de miel  

Lo principal es decidir el destino, esto te permitirá empezar a buscar costos. ¿Quieres caminar o descansar? ¿visitar un lugar nuevo o algo que sea especial para los dos? A partir de esto puedes decidir si quieres un tour o un hotel all inclusive, por ejemplo. Pueden seguir las recomendaciones que tenemos para viajes aquí, pero les dejo las básicas:

  • Estar pendiente de las promociones para vuelos en eventos como El Buen Fin, Black Friday, HotSale, CiberMonday o en el aniversario de las aerolíneas.   
  • Considera qué tanto cambia el precio si viajas en temporada alta o baja.
  • Aprovecha las cualidades de tu elección, por ejemplo: si eligen un hotel all inclusive para descansar, lo ideal es que hagan ahí dos de tres comidas -al menos- en el día. Lo mismo con el consumo de bebidas; así evitarás gastar dinero extra fuera del hotel por algo que ya pagaron previamente.

Como verás, pensar en cómo organizar una boda no es nada sencillo. Pero para cada una de las decisiones que debes tomar, existen muchas opciones que te pueden servir para ahorrar dinero y tener una boda sencilla pero muy bonita como la que siempre imaginaste. Recuerda que lo más importante es que te sientas feliz con tus elecciones y no empezar a preocuparte por las deudas que estarás empezando a acumular.

También te puede interesar:

¿Cómo hacer un presupuesto?
¿Cómo hacer un presupuesto para compras navideñas?
Evita usar tu tarjeta de crédito en estas 5 situaciones