hablar_de_finanzas

Cómo hablar de finanzas con tu pareja4 min read


Hay varios motivos que pueden romper una relación, por ejemplo: la familia que no te cae bien, la falta de confianza y el bendito dinero. Tener una pareja estable significa que se conocen y se toleran, pero suele ser complicado aprender a hablar de finanzas, uno de los temas más sensibles entre tú y tu corazoncito.

Tú, tu pareja y el dinero siempre van a figurar en la foto.

Sin duda los tres tendrán que convivir en paz para que la relación pueda fluir, pero al final seguimos siendo humanos y los errores pueden surgir. Si tú y tu pareja tienen discusiones causadas por el dinero, no se preocupen, es algo normal, pero siempre hay que darle solución a esos problemas.

Algo que debe quedar muy claro es que hombres y mujeres ven el dinero de una manera muy distinta. Aunque no hay una regla general que explique si las mujeres prefieren gastar más que los hombres o viceversa, al final las parejas pueden ser muy compatibles o completamente diferentes en términos financieros.

Peleas por dinero podrían causar un divorcio o separación

La naturaleza del tema lo convierte en algo complicado, pues existe esa tendencia a ver por los intereses individuales, provocando algo llamado infidelidad financiera. Este término se refiere a ocultar información a tu pareja sobre tus finanzas; mismo que puede ser tan  “inocente” como comprar la playera de tu equipo favorito a escondidas o algo más grave como estar en una situación de sobreendeudamiento.

Lo ideal cuando compartes las finanzas del hogar con tu pareja es que comprendan que en ese momento los intereses de cada uno se fusionan para convertirse en lo que ambos buscan lograr. El punto es cambiar de percepción y comenzar a sumergirse en una relación con comunicación libre.

Juntos hasta el final

Como lo mencionamos en los párrafos anteriores, la inteligencia financiera se puede practicar y reforzar, pero la manera en la que cada quien maneja su dinero tiene que ver también con la personalidad. Siempre te puedes encontrar con parejas que comparten los  mismos gustos y maneras de pensar, pero también hay algunas en las que los miembros son completamente distintos y mientras uno puede ser conservador con su dinero, el otro es completamente un aventurero.

¿Cuál es tu personalidad financiera?

Empata tu comportamiento natural con alguna de las siguientes personalidades:

  • Sabes que a toda acción corresponde una acción. Eres paciente y te parecen más atractivos los métodos convencionales, por lo que llevar una agenda y una lista de gastos en el bolsillo es lo ideal para que tus finanzas estén bajo control.
  • Te gusta el orden y los detalles, eres muy cuidadoso con cada una de las decisiones que tomas, en especial cuando se trata de dinero. Sabes exactamente en qué y cuándo gastaste. Las Apps que te ayuden a organizar tu día y tus finanzas son lo tuyo.
  • Para ti todo tiene un lugar y una razón de ser y nada más, te enfocas en tus objetivos y siempre o casi siempre los consigues. Eres muy reservado en temas de dinero, prefieres hacer cuentas solo.
  • Tienes muy arraigada la idea de que el dinero es para que se invierta y hacer que crezca. No titubeas para ahorrar. Eres una persona muy confiable, por lo que socializar y hacer tanto amigos como negocios se te facilita.
  • Eres flexible con tus finanzas, son pocos los temas financieros que tomas con seriedad. Te cuesta mucho trabajo centrarte y llevar a cabo un proyecto o actividad como ahorrar. Te gusta compartir con los demás, sin importar que te quedes sin quincena.

¿Cómo equilibrar personalidades que son completamente opuestas?

Tener una pareja con personalidad opuesta a la tuya puede resultar enriquecedor, pues tienen la oportunidad de aprender uno del otro. En cuestiones de finanzas personales, pueden moldear la personalidad de su matrimonio o relación de tal manera que sin importar cuál es el temperamento de ambos, se pueda llegar a una decisión que beneficie a las dos partes y así evitar peleas por dinero.

Recuerda que pueden haber altas y bajas, por lo que estar esperanzado a que tu pareja cambie no es una opción. Para evitar el conflicto, lo mejor es que busquen los puntos en los que sus personalidades se complementan.

Otros beneficios de aprender a hablar de finanzas personales con tu pareja:

  • Podrán encontrar métodos que les permitan gastar menos y ahorrar más.
  • Planificarán su futuro con mayor exactitud.
  • Disminuirán los problemas matrimoniales causados por el dinero.
  • Disfrutarán de su relación sin preocupaciones.

Para dar el primer paso…

Recuerda que para romper el hielo con tu pareja solo es necesario tener la iniciativa y tomar en cuenta que tal vez no será algo sencillo y que puede llevar tiempo estar en el mismo canal, pero lo más padre de todo es que aprenderán juntos a administrar su dinero de la mejor manera.

Otras publicaciones que te podrían interesar: