Aumento al salario mínimo, ¿cómo impacta tus finanzas?3 min read


Seguramente ya te enteraste que a partir del primer día de 2019 entró en vigor la política que establece un incremento al salario mínimo en el país, pero lo que a algunos no nos queda claro es de qué manera impactará en nuestras finanzas y si este aumento significa que todos ganaremos más.

Empezaré explicando que el aumento del Salario Mínimo General (SMG) pasó de 88.36 pesos diarios a 176.72 pesos diarios para 43 municipios de la frontera norte de México y 102.68 pesos diarios para el resto del país.

Esta es una excelente noticia para alrededor de 8.5 millones de trabajadores que ganan entre uno y no más de dos salarios mínimos, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya que su ingreso aumentó respondiendo a la posibilidad de cubrir la Canasta Básica Alimentaria y la Canasta Básica extendida, las cuales tienen un valor conjunto de 3,002 pesos mensuales.

Sin embargo, no podemos olvidar la tercera Ley de Newton: “por cada acción hay una reacción”. Por eso es importante prepararnos para las posibles consecuencias de este aumento. Con esto en mente, te comparto algunos puntos a tener en cuenta para que seas precavido con tus finanzas.

  1. Se aplican restricciones. Como te comenté antes, este aumento salarial solamente beneficia de manera obligatoria a quienes ganan uno o menos de dos salarios mínimos. El resto no tiene la obligación de recibir un aumento en sus ingresos, aunque puede negociarlos con su patrón.
  2. Inflación. Consiste en el aumento generalizado de los precios de muchos productos y servicios acompañado de la pérdida de valor de dinero que dificulta la adquisición de los mismos. En este supuesto, si aumenta el ingreso de las personas, también lo hace su consumo (demanda). Esto provocaría una disminución en la oferta (bienes disponibles para consumir) y los productores podrían incrementar sus precios. En consecuencia, las ventajas del aumento se desvanecerían en productos más caros.
  3. No es monedita de oro. Aunque el nuevo salario mínimo beneficia a los particulares, las empresas cuyos sueldos están amarrados al SMG no estarán tan contentas, ya que su producción se mantendrá igual pero con un costo más alto. Bajo esta premisa, podríamos esperar un aumento en el precio de productos derivados de industrias como la agrícola, textil y automotriz, por nombrar algunas.

Además, hay que considerar efectos como despidos causados por la incapacidad de las empresas de mantener su fuerza laboral completa con este nuevo sueldo, migración excesiva a las ciudades fronterizas, informalidad en materia de impuestos, entre muchos otros.

En resumen, te recuerdo que, cuando de finanzas personales se trata, no todo lo que brilla es oro y los ciudadanos debemos estar atentos a los cambios económicos en nuestro país para enfrentar cualquiera de sus consecuencias.

Infórmate sobre los grandes cambios que se vienen y evita estar desprevenido ante cualquier decisión que afecte tu bienestar financiero.

Si quieres saber más sobre el Salario Mínimo, te recomiendo visitar la página de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI).