errores_financieros

6 errores financieros que cometemos a inicio de año4 min read


Llegó enero y ya comenzamos a sentir los primeros estragos que los errores financieros de diciembre nos dejaron. Las posadas se acabaron, los regalos se entregaron y, para algunos, las deudas se quedaron porque gastaron demasiado.

Para evitar que este dolor de cabeza financiero se prolongue todo el 2019, te quiero compartir algunos de los errores financieros que ya son parte de nuestro estilo de vida y más frecuentemente cometemos a inicios de año. Lo peor es que pueden tener repercusiones a largo plazo en diferentes aspectos de tu economía personal si no los corriges a tiempo.

1. No repasar las compras de fin de año:

Es muy importante tener claro cuánto gastamos en el cierre de 2018 por dos razones: para saber si tu comportamiento estuvo ajustado a un presupuesto y, en caso de que hayas utilizado tarjetas de crédito, identificar el monto de tu deuda y establecer cuánto puedes pagar mes a mes hasta salir de ese compromiso.

Una buena forma de contar con toda tu información es sacar tu reporte de Buró de Crédito. Este documento te permitirá conocer el estado de tus créditos y lo mejor es que lo puedes descargar sin costo una vez al año.

2. Año nuevo, casa/coche/cuerpo nuevos:

Seguro que más de uno de tus propósitos está relacionado con un fuerte gasto. Antes de solicitar tu crédito hipotecario, abonar el coche de tus sueños y pagar 24 meses por adelantado en el gimnasio, revisa que tengas el flujo suficiente para enfrentar las mensualidades de tus nuevas adquisiciones sin descuidar tus gastos fijos y las obligaciones ya adquiridas.

Seguro que más de uno de tus propósitos está relacionado con un fuerte gasto. Antes de solicitar tu crédito hipotecario, abonar el coche de tus sueños y pagar 24 meses por adelantado en el gimnasio, revisa que tengas el flujo suficiente para enfrentar las mensualidades de tus nuevas adquisiciones sin descuidar tus gastos fijos y las obligaciones ya adquiridas.

3. Olvidar las obligaciones:

El nuevo año trae consigo muchos gastos que en ocasiones dejamos pasar con el furor de las fiestas navideñas. Es momento de darle una revisada a tus pagos pendientes como predial, tenencia, colegiaturas, renovaciones de seguros, entre otros.

Te recomiendo tener presente la fecha límite de pago de esas obligaciones e incluirlas en tu presupuesto antes de adquirir nuevos compromisos para los meses posteriores. Si al armar tu presupuesto descubres que vas a tener problemas para enfrentar estos pagos, busca un ingreso adicional.

Checa este post de Pequeño Cerdo Capitalista y descubre actividades extra que puedes realizar en tu tiempo libre para aumentar tus ingresos.

4. Seguir sin protección:

Ya que tocamos el tema de los seguros, estar cubierto puede ser uno de los mejores propósitos para tu vida financiera. Empezando por tu salud, la de tu familia y la protección de tu patrimonio, es importante contar con un respaldo ante cualquier eventualidad.

Y si hablamos de prevenir, empieza un plan de ahorro para el retiro. Recuerda que mientras más tarde empieces, más dinero tendrás que destinar a este rubro para poder retirarte tranquilo. No te abrumes, si lo haces de forma ordenada, estos aportes no dañarán tus finanzas mensuales.

5. No planificar:

Ya puedes comenzar a planear gastos grandes del año como vacaciones, compras de alto valor o incluso tu próxima Navidad. Empieza por realizar un presupuesto y divídelo entre la cantidad de meses que faltan para realizar cada gasto, de esta manera puedes ahorrar mensualmente y no tendrás que recurrir a tu tarjeta de crédito para cubrirlos.

6. Desaprovechar beneficios fiscales:

Dependiendo del régimen en el que te encuentres, es posible que puedas obtener devoluciones si declaras correctamente tus impuestos. Ten en cuenta que los gastos relacionados con salud, seguros, educación, aportaciones voluntarias para el retiro, entre otros, pueden generarte un saldo a favor y retornarte una parte de tu dinero.

Recuerda que tu herramienta principal para evitar caer en errores financieros es el presupuesto. Si mes a mes llevas un control de tus ingresos y gastos, siempre tendrás clara tu capacidad de ahorro y de endeudamiento. Tener unas finanzas sanas es un estilo de vida que se basa en la planificación, por eso toma en cuenta estas recomendaciones e inicia el 2019 con el pie derecho para ti y tu economía.


También te podría interesar:

Mejora tus finanzas personales: la información es poder
Diccionario Finanzas Personales
El secreto para disfrutar los beneficios fiscales fronterizos