5 tips para disminuir las preocupaciones por dinero

5 tips para disminuir las preocupaciones por dinero.3 min read


Puede ser que el dinero no compre la felicidad, pero por alguna razón, todos buscamos tener más ingresos.


Aunque el dinero no sea una prioridad en nuestra vida, debemos cubrir nuestras necesidades básicas tales como renta, alimentación, transporte, lo que le da un papel importante en nuestro día a día. 

Además, también nos ayuda a cumplir sueños, construir nuestro futuro y más, pero ¿a costa de qué? La respuesta común pudiera ser: a costa de nuestro trabajo, lo cual es correcto, pero puede llegar a ser que te cueste tu tranquilidad o incluso tu salud.

Hagamos un pequeño test:

¿Con cuántas de las siguientes situaciones te identificas?

  • Cuando vas a hacer compras, te preocupa que no pase tu tarjeta.
  • Es mitad de quincena y ya no tienes dinero.
  • Recurres a los préstamos con familiares y amigos para salir de una “mala racha”.
  • Las tarjetas de crédito siempre te acompañan.

Si te relacionaste con cualquiera de los enunciados, quiere decir que puedes estár a punto de entrar en estrés por el dinero, sino es que ya es una de tus preocupaciones. Pueden haber diversas razones que rompan la tranquilidad en tus finanzas personales:

  • Mala administración en las finanzas.
  • Pagar deudas atrasadas.
  • Desempleo.
  • Pagar educación propia o de hijos.
  • Gastos por enfermedad.
  • Gastos por imprevistos.
  • Querer dar un estilo de vida superior.

Las finanzas personales son de cuidado si no se administran bien.

Contar con buena salud debe ser una de tus prioridades, pues de ella dependen muchas cosas y, la combinación entre el dinero y estrés es poco amigable tanto que puede llegar a serias consecuencias:

  • Mal humor
  • Paros cardiacos.
  • Problemas de gastritis.
  • Problemas de peso.
  • Diabetes.
  • Insomnio.

Cualquiera que sea tu situación, recuerda que todo se puede prevenir antes de lamentar.

Este es un checklist para evitar o contrarrestar las preocupaciones que el dinero te puede provocar.

1. No entrar en pánico.

Bien dicen que primero lo primero, es importante mantener la calma y ser realista para no tomar decisiones que te lleven a mejorar y no empeorar la situación.

2. Crear soluciones.

Identifica todos los focos que desatan el problema, pueden ser: uso excesivo de las tarjetas de crédito, poca administración, gasto hormiga, gastos innecesarios, etc.

3. Aprender cómo usar una tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito son una herramienta que permite obtener lo que sea  y cuando sea, pero también el mal uso de ellas puede generar malos hábitos como no administrarlo de acuerdo a tus necesidades.

 

4. Hacer un presupuesto.

Aprender cómo hacer un presupuesto, significa tener en tus manos una de las maneras más prácticas y efectivas para que todo lo que hagas con tu dinero funcione. Es una manera efectiva de saber en qué has gastado y da visibilidad a tus proyectos personales.

5. Da valor a lo que se lo merece.

Siempre hay que pensar en cuánto dinero te cuesta, pero también cuánto tiempo de tu trabajo te cuesta, cuándo hagas los cálculos te llevarás una sorpresa que seguramente te motivará  a  no gastar de más, pero hay algo que vale más que nada en el mundo, tu tranquilidad y la de tu familia.


Quien te diga que tener dinero es felicidad te miente, la felicidad está en saber cómo gastar el dinero.