Aprovecha tu tarjeta de crédito…5 min read


Los servicios financieros en México son tan accesibles hoy en día, que la mayoría de nosotros puede obtener una tarjeta de crédito con mínimos requisitos, el problema está en escoger la opción adecuada.

Según la CONDUSEF, en el mercado existen más de 130 opciones de tarjetas de crédito, y si bien es cierto que todas tienen la misma función, hoy en día podemos encontrar productos específicos para ciertos segmentos, con beneficios personalizados que nos hagan disfrutar aún más de nuestro crédito.

Acá dos historias:

Ricardo, con la necesidad de viajar por cuestiones laborales, aceptó una tarjeta de crédito con promociones y descuentos en ropa, y no una tarjeta de crédito para viajar que le ayudara a acumular millas y así poder cambiarlas por boletos de avión necesarios para su trabajo. Él, al igual que muchos, desconocía que en el mercado existen opciones ideales para su perfil.

En cambio Laura, quien sólo requería una tarjeta de crédito que la respaldara en caso de una emergencia,  investigó y encontró un producto sin anualidad y con baja tasa de interés que le ayudaría a comenzar con un historial crediticio sin poner en riesgo sus finanzas personales.

 

Recuerda: “El uso de una tarjeta debe ser moderado y en función de los ingresos del cliente. La tarjeta de crédito no es una extensión de los ingresos pero sonun vehículo para administrar los consumos y planear gastos fuera del consumo cotidiano.” – Antonio Robledo, economista

 

 

La pregunta de oro es: ¿cómo elegir la mejor?

Investiga todas tus opciones y descarta aquellas que no se ajusten a tus necesidades o presupuesto. Si le buscas bien, encontrarás que los beneficios de una tarjeta de crédito van mucho más allá de la posibilidad de diferir tus compras.

Aquí algunos ejemplos que te pueden interesar sobre tu tarjeta de crédito:

1. Acceso a promociones exclusivas.

Si eres fanático de asistir a eventos como conciertos, exposiciones, obras de teatro, etc., busca una tarjeta de crédito que te otorgue beneficios como preventas o puntos canjeables en espectáculos.

Utilizar tu tarjeta de crédito para una preventa es una buena opción, pero de preferencia asegúrate de tener dinero suficiente para cubrir tu adeudo antes de tu fecha límite de pago. 

 

Ojo: Si tienes la posibilidad de diferir tu compra a meses sin intereses, puedes hacerlo, sólo procura que sea a un plazo no mayor a 3 meses para no comprometer tus finanzas durante más tiempo.

 

 

 

2. Descuentos y meses sin intereses.

Una tarjeta que ofrece beneficios y descuentos es la indicada para los que quieren tener siempre los gadgets más buscados. Procura diferir tus compras a mensualidades no mayores a 6 o 9 meses, ¡no querrás seguir pagando un celular que ya es obsoleto! Busca si tu marca favorita maneja descuentos con tarjetas, investiga cuáles instituciones participan y solicita la tuya.

Al hacer tu compra toma en cuenta el total del monto a pagar, no sólo la mensualidad que te corresponde. No caigas en el error de comprar en abonos chiquitos y plazos gigantes.

 

3. Facilidad de domiciliar pagos o servicios.

 

Si eres la o el encargado de pagar los servicios de tu casa, procura conseguir una tarjeta en la que puedas domiciliar tus servicios, ahorrarás tiempo y la molestia de que te los suspendan si olvidas pagarlos.

Hay tarjetas que te dan puntos o incluso te regresan dinero si domicilias servicios como agua, luz y teléfono; una vez más te invitamos a que te informes para que puedas acceder a una opción que te ofrezca beneficios que de verdad sean importantes para ti.

 

4. Programa de puntos.

paga con puntos.png

¿Te gustaría que todas tus compras te dieran puntos que funcionan como dinero en efectivo con el que puedes pagar en diversos establecimientos? ¡puedes hacerlo! Cada vez más instituciones ofrecen tarjetas con este tipo de beneficios con los que podrás pagar artículos, despensa, ropa, etc…

Como ves, tu tarjeta de crédito puede hacer demasiado por ti. No seas flojo(a) y no te quedes con la primer tarjeta que te ofrecieron. Busca opciones, compara y asegúrate de que la opción que elegiste sea la mejor.

 

Otras cositas importantes a considerar:

*Formas de pago: ¿Pagarás el mínimo, más del mínimo o serás totalero? Se calcula que menos del 50% de tarjetahabientes paga la totalidad de sus compras al corte. ¿Tú como la piensas pagar? Es importante que conozcas a fondo cómo funciona una tarjeta de crédito y qué opciones tienes para pagarla. No te metas en problemas, investiga directamente en el banco o en fuentes confiables de internet.

  • Tasas de interés: Tanto por no pagar el total al corte como por pagar después de la fecha límite de pago. ¡Evita las sorpresas desagradables!
  • Hábitos de consumo: ¿Para qué y cada cuándo utilizarás tu tarjeta?, Hay opciones antes mencionadas, como tarjetas de crédito para viajar, o tarjetas de puntos que pueden hacerte llegar a un buen uso de acuerdo a tus necesidades. Recuerda que una tarjeta de crédito es un medio de pago y financiamiento, más no dinero extra a tus bolsillos.
  • Ingresos: Tener claros tus ingresos y gastos es una parte esencial para conocer qué tarjeta es ideal para ti. Si es la primera vez que administrarás una TDC, te recomiendo una con una línea de crédito no mayor a tus ingresos, así evitarás caer en atrasos, intereses altos o una deuda que no puedas solventar.

Una tarjeta de crédito es una gran herramienta que, si la usas bien, puede ayudarte a llevar mejor tus finanzas personales.

¡Aplícate y busca la ideal para ti!

 

Pagar deudas

Otros artículos que te podrían interesar: