Separa tus finanzas personales de los negocios

Separa tus finanzas personales de los negocios6 min read


Cualquier experto te dirá que lo mejor para unas finanzas saludables mientras emprendedor es separar las finanzas personales de las del negocio, más aún cuando se trata de una empresa familiar cuesta mucho trabajo diferenciar responsabilidades y sobre todo las finanzas se complican un poco y te puedes preguntar cosas como: ¿Es posible mantener un equilibrio entre las finanzas personales y las del negocio?, ¿Cómo dejar de lado la comunicación informal?, entre otras.

No importa si apenas está despegando o si ya tiene algunos años en el mercado procurando dar buenos resultados. Poner atención en cómo se administran las finanzas personales y las del negocio es fundamental para comenzar a crecer.  De acuerdo con El Economista, un 40% de los emprendedores fracasan por la falta de administración en sus finanzas personales y del negocio como una organización, en especial cuando se trata de negocios familiares, quedándose en ceros.

A lo largo de este artículo te contaremos sobre qué medidas (no solo financieras) podrían ayudar de manera significativa a que tu empresa familiar crezca, recuerda que siempre cuesta trabajo adaptarse a los cambios, solo toma en cuenta que la única finalidad es mejorar.

finanzas-para-negocios__.png

La importancia de separar finanzas personales de los negocios.

 

  • Facilita la contabilidad. Cuando eres una empresa, startup, negocio o como lo quieras llamar, siempre es mejor tener papeles y finanzas ordenadas, todo bien constituido.
  • Protege tus finanzas personales. Tener todo tu patrimonio en una sola cuenta, independientemente de cualquier negocio que sea, siempre existen riesgos que podrían ocasionar una pérdida total.
  • Si no separas una de la otra, el crecimiento del negocio decae. Es tan simple como que no tendrás un punto de comparación fijo ni constante, debido a la variabilidad de las finanzas.
  • Es profesional. Es como cualquier otro empleo, mostrar compromiso es ser profesional.
  • Puedes deducir impuestos. Cuando los gastos son registrados y coinciden con el giro de la empresa o son justificables, se puede realizar.
  • Previene problemas familiares causados por la mala administración.

 

Comenzando a separar tus finanzas personales de tus negocios.

Muchas empresas familiares fracasan por el simple hecho de no tener una buena organización y por no administrar las finanzas personales de las finanzas del negocio. Esto no es solo un problema para aquellos que no tienen nociones avanzadas sobre finanzas, este tema debe verse como algo que cualquiera con sentido común puede aplicar.

Establece sueldos. Que sean razonables, constantes y justos. Uno de los errores más comunes es creer que no se necesitan sueldos y que cualquier gasto fuerte se podría solventar tomando dinero directamente de la empresa, a la larga esto te lleva directo a una descompensación significativa en el flujo de efectivo o en otras palabras y tu negocio sufrirá las consecuencias.

Usa una tarjeta de crédito empresarial. Esto hará más fácil la traducción de tu contabilidad y mucho más sencillo de leer en caso de haber una auditoría de por medio, también te ayuda a no combinar gastos del negocio con gastos personales.

Contrata a un contador, en un inicio cuando se lanza un negocio las finanzas son sencillas pero conforme va creciendo el negocio, ellas también. No pierdas tiempo y asegurate de elegir al mejor personal para contabilizar tus finanzas empresariales.

Meritocracia en todo momento. El dinero que se invierte en cada persona que trabaja contigo, sin importar si es familia o no, debe ser justificado de acuerdo a sus responsabilidades, resultados, entre otros.

Nota: No importa si se trata de una empresa que comienza o si ya tienen algunos años en el mercado.

Pero eso no es todo…

Hay otras cosas que deben tomarse en cuenta, que no están de más y que seguramente facilitarán dar el paso hacia unas finanzas más ordenadas.

En México, cada empresa que nace tiene menos probabilidades de sobrevivir a diferencia de otros países. Por eso muy importante poner atención en puntos sensibles, por ejemplo, algo que toda empresa, ya sea familiar o no, debe contar con un organigrama lo más sólido posible y con tareas muy bien definidas, pues de aquí pueden derivarse mil y un problemas, concluyendo en conflictos difíciles de remendar y por si fuera poco, también atenta contra la misma existencia del negocio.

Busca que en tu empresa familiar todo esté en orden, desde la raíz…

  • Construir o modificar tu organigrama de cierta manera que te permita tener muy bien determinadas las tareas particulares y por equipo.
  • Brinda una visión muy amplia a cada uno de los participantes para llegar a un mutuo entendimiento de las responsabilidades que cada uno aceptará.
  • Da la misma importancia a situaciones que involucren a un familiar como a alguien que sea empleado.
  • No brindes el empleo solo por compromiso, más vale poner en manos de expertos el futuro de tu empresa que puede beneficiar a todos.

 

Aprende a diferenciar las relaciones de trabajo y las de la familia.

  • No tengan dos clases de empleados. Es raro que no se genere algún tipo de preferencias, lo ideal es que no existan, no es bien visto tener un trato distinto entre empleados y empleados que son familia, la discreción juega un papel muy importante. Es mejor no tener un exceso de confianza, lo mejor es mantener un ambiente profesional ante todo
  • Tomen decisiones lógicas, no emocionales. Hay que entender que todo lo que suceda en la oficina es de la oficina, las decisiones que se tomen dentro de la empresa familiar no deben afectar las relaciones personales de ninguna manera.
  • La solución a sus problemas: crear un consejo familiar. Si existen decisiones que deban tomarse entre toda la familia y llegar a un mutuo acuerdo, entonces lo mejor es que se realicen sesiones de votación para que todos estén de acuerdo, pero también para establecer metas individuales y en grupo.
  • Establezcan horarios. En especial si tu mano derecha es tu pareja. Lo más sano es determinar tiempos para trabajar y solo trabajar sin andar deambulando en temas que no tienen nada que ver. También contempla que después de las 6:00 (o la hora de salida) ya nadie hablará de temas relacionados al trabajo.

Tener tus finanzas personales y las de tu negocio separadas es de mucha ayuda, hará más sencilla la proyección a largo plazo en los dos ámbitos y tendrás un resultados totalmente transparentes, convirtiéndote en una empresa confiable.

Otros artículos que te pueden interesar:

pagar deudas