Analfabetismo financiero, ¿existe?5 min read


“¿Te consideras analfabeto?” es una de esas preguntas que seguramente responderías con un “no” tajante y sin dudarlo. El analfabetismo se refiere a la incapacidad de leer o escribir mensajes simples, relacionados con la vida diaria. Podemos decir, entonces, que el analfabetismo es el resultado de la falta de enseñanza de una persona. Son muchos los países alrededor del mundo que año con año ponen en marcha proyectos con la finalidad de acabar con esta condición, sin embargo, hay un tipo de analfabetismo que aun parece lejano de erradicar: el analfabetismo financiero.


¿Que qué?

Sí, el analfabetismo financiero existe, y está más cerca de ti de lo que crees.

Este mal afecta a todas las edades y todos los niveles socioeconómicos, convirtiendo a miles de personas alrededor del mundo en víctimas de fraudes, de deudas que se vuelven impagables, de hipotecas imposibles de cubrir, etc.

La raíz del problema es el desinterés por las finanzas, ya que erróneamente consideramos que este tema es innecesario en nuestro día a día.

 

¿Tú qué tanto sabes?

La clave de tu estabilidad financiera es la habilidad de manejar tus finanzas personales de manera eficiente, y esto incluye el que investigues y aprendas sobre temas como inversión, seguro, ahorro, impuestos y presupuesto.

Ya sé que suena difícil, pero te prometo que no lo es, si le echas un ojo a nuestros demás artículos del blog, seguro encontrarás información que te será útil la próxima vez que debas tomar una decisión relacionada con el dinero. Y no te vayas tan lejos, por decisiones relacionadas con el dinero me refiero a aquellas tan simples como evaluar una oferta de trabajo, cuál departamento rentar o qué AFORE elegir.

 

¿Y cómo anda el analfabetismo financiero en  México?

Seguro ya conoces la respuesta. Ni siquiera tenemos que irnos a conceptos como inversión y retiro, hablemos de algo tan sencillo como lo es el presupuesto. En el Reporte de Inclusión Financiera 2017 encontramos datos como estos:

  • Sólo el 37% de los adultos mexicanos dijo llevar un registro de sus gastos
  • De esta cifra, el 64% declaró llevar este registro DE FORMA MENTAL (no es broma).
  • El 76% de los adultos reportaron realizar cotidianamente compras que no tenían planeadas en su presupuesto. (Y como no, si su presupuesto es mental).

Y si hablamos de comportamiento crediticio, la cosa no mejora:

¿Y el ahorro para emergencias? les cuento:

  • Lo bueno: el 70% de los adultos dijeron que sí pueden afrontar situaciones inesperadas

Lo malo: ¿cómo? pidiéndole dinero prestado a algún amigo o pariente

  • El 48% mencionó que otra de sus principales opciones para afrontar una emergencia sería recurrir a la venta o empeño de algún bien, arriesgando así el patrimonio familiar

La falta de cultura financiera es la causa de que miles de personas tomen cada día decisiones financieras desinformadas, mismas que pueden hacerlos perder buenas oportunidades de hacer crecer su dinero, o bien, traerles serios problemas de por vida.

Aquí te van varios ejemplos de las consecuencias del analfabetismo financiero:

  • El 52% de los mexicanos no sabe de la existencia de las cuentas bancarias que no cobran comisiones. Es decir, más de la mitad de la población con acceso a cuentas bancarias está gastando su dinero innecesariamente, pagando comisiones que podrían ahorrarse si solicitaran información en alguna sucursal bancaria. De hecho, más de la mitad de la población adulta con una cuenta de nómina ni siquiera sabe si su producto le cobra o no intereses.
  • En el 2015, el 73% de los adultos no tenían un seguro. O sea, hace tan solo tres años, 7 de cada 10 personas estaban en riesgo potencial de caer en el sobreendeudamiento o de perder parcial o totalmente su patrimonio al momento de requerir hacerle frente a una emergencia médica.
  • El 53% de los adultos no cuenta con una AFORE, y el 6% no está seguro de tenerla. Este dato es gravísimo: sólo 3 de cada 10 adultos en México se está asegurando de tener un retiro más o menos tranquilo, gracias a su AFORE.

Conocer la variedad de productos financieros y sus condiciones mejoran nuestra calidad de vida. Si a todos nos parece que el dinero es un tema tan delicado, ¿por qué no darle la importancia que merece, investigando y comparando todas las opciones que tenemos para manejarlo como mejor nos convenga? Además, si como consumidores estuviéramos mejor informados, podríamos exigir a las instituciones mejores productos financieros, lo que fomentaría una competencia en la cual nosotros seríamos los más beneficiados.

La alfabetización financiera es importante para todos y cada uno de nosotros, y su mayor área de oportunidad está en el sector de nosotros los jóvenes. Es nuestra responsabilidad desarrollar las habilidades necesarias para tomar decisiones inteligentes que nos ayuden a crear un patrimonio sólido para nuestra vejez.

Por otro lado, si tu meta es emprender, ¡con mayor razón! Crear, manejar y hacer crecer una empresa requiere de conocimientos básicos como la administración de recursos, el correcto uso del crédito, el ahorro y la reducción de riesgos.

Ya no hay pretextos para no estar informados sobre temas financieros. Infórmate, compara y decide en qué quieres que se gaste tu dinero, en lugar de que otros lo decidan por ti.

Entonces…

¿El analfabetismo financiero es parte de tu vida?