Pago mínimo

Pago mínimo de tu tarjeta de crédito, ¿te conviene?


El pago mínimo es un término que utilizan los bancos para referirse al menor monto posible que puedes realizar para pagar una mensualidad de tu adeudo y que de esta manera continúes al corriente. Al ser una cantidad pequeña parece una salida “fácil” a los pagos.

Cuando por alguna razón los gastos de tu presupuesto se salen de control y el pago de la tarjeta parece excesivo, lo primero que muchas personas hacen es pagar el mínimo de la tarjeta, lo cual no está mal si se hace de vez en cuando, es decir, sólo en casos de emergencia. Pero si esto se convierte en un hábito, tienes que saber que tus finanzas están en riesgo.

Usar el pago mínimo como un método para liquidar una deuda no es lo ideal, ya que únicamente estás ocasionando que tu deuda se alargue.

 

Consecuencias de sólo realizar el pago mínimo de tu tarjeta de crédito:

  • Abonar  a tu crédito el pago mínimo significa que el próximo mes tendrás que realizar el pago los intereses generados (por no liquidar el monto completo) más lo que corresponde.
  • La cantidad que se destina al capital (préstamo) es menor.
  • Cuando se aplaza el pago completo de cada mes se genera un efecto bola de nieve, es decir, tus pagos mínimos poco a poco se harán más grandes y tardarías años en liquidar una deuda que en un inicio era pequeña.
  • De acuerdo al inciso anterior, corres el riesgo de llegar a un punto donde ni los pagos mínimos sean un monto que puedas cubrir por lo que es más probable caer en morosidad y tu historial en Buró de Crédito podría verse afectado.
  • Tu deuda inicial termina por duplicarse.

Por si te quedan dudas, puedes realizar un ejercicio con la calculadora de pagos mínimos de la CONDUSEF, aquí podrás observar que pagar más del mínimo le conviene a tus finanzas personales.

Otros artículos que te pueden interesar:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *