Liz-Echeverria-Resuelve-Tu-Deuda

Historias Resuelve Tu Deuda: Liz4 min read


En esta ocasión les contaremos la historia de Liz, a quien agradecemos por contarnos la experiencia que vivió con las deudas y cómo Resuelve Tu Deuda le ayudó a recuperar la tranquilidad financiera.

Antes de entrar a Resuelve Tu Deuda, Liz no contaba con el conocimiento necesario para llevar un manejo adecuado de sus tarjetas de crédito, esta situación, sumada a lo que ella llamó “gastos extremos”, provocó que se endeudara.

 

“Creemos que traer una tarjeta de crédito en la bolsa, es traer dinero en efectivo y que es nuestro, pero la verdad es que ese dinero no nos pertenece”

 

Liz estaba desesperada, angustiada y nerviosa al no saber cómo pagaría las deudas de sus tarjetas de crédito. Para dar solución a sus problemas y recuperar su tranquilidad financiera, optó por realizar sus pagos mínimos con el crédito de otras tarjetas, lo cual agravó la situación.

Por tal motivo, decidió dirigirse a los bancos para realizar una negociación y buscar alternativas de pago. El banco por su parte ofreció un plan de pagos fijos, los que se efectuaron en tiempo y forma, pero la sorpresa fue que dichos pagos no liquidaron las deudas.

Hasta ese momento Liz no había encontrado una solución adecuada para pagar sus deudas y los ingresos que percibía se estaban agotando, ya que prácticamente se destinaban a pagar. Esto le impedía hacer otras cosas.

Las deudas adquiridas también provocaron que se enfrentara a situaciones incómodas como lo son: llamadas telefónicas de cobranza que se volvían más frecuentes y además lidiar con ejecutivos de cobranza telefónica que en ocasiones resultaban ser groseros. Tiempo después comenzó a recibir documentación intimidatoria, lo que hacía que la situación fuera aún más complicada.

 

“Me sentía preocupada al pensar todos los días cómo iba a reunir la cantidad que se tenía que pagar, sabiendo que sólo cubriría el pago mínimo, el cual no me sacaría de apuros”

 

La mamá de Liz también tenía algunas deudas pendientes que ya traía desde hace un tiempo, un día leyendo el periódico se encontraron con el anuncio de Resuelve Tu Deuda, la primera reparadora de crédito en México.

El anuncio les llamó la atención, pero tenían un poco de miedo porque realmente no sabían si Resuelve Tu Deuda era confiable, es más, no sabían qué era una reparadora de crédito. La mamá de Liz decidió llamar y entrar. Ella tenía seis deudas de tarjetas de crédito que sumaban un monto aproximado de 150,000 pesos. Pronto liquidó la primera tarjeta, lo que generó un sentimiento positivo en Liz, siendo el motivo por el que decidió ingresar al programa.

 

“Prácticamente mi mamá fue el conejillo de indias, al ver que poco a poco iba liquidando, me animó”

 

Pronto recibió el apoyo de los ejecutivos de atención a clientes de Resuelve tu deuda, quienes la asesoraron con respecto a los documentos y llamadas de cobranza que recibía, explicándole que muchos de los argumentos que usaban para amenazarla no procedían, de este modo empezó a recuperar la tranquilidad que hacía tiempo había perdido.

Liz por fin terminó con sus deudas, las cuales liquidó  antes del tiempo previsto y con una cantidad inferior a la que le requerían los bancos. Esto gracias a Resuelve tu deuda, quien  en todo momento le brindó su apoyo en el proceso y no sólo eso, también le enseñó a realizar un manejo adecuado de  las tarjetas de crédito.

 

“Mi experiencia con Resuelve Tu Deuda fue maravillosa, porque me liberó del estrés que causan las deudas, es por eso que llevo la playera de resuelve puesta, ya que me ayudó mucho a tener una mejor administración de mi dinero”

 

Así como Liz Echeverría existen muchas personas que viven con el miedo que les provoca las deudas, pero es importante saber que siempre existe una solución. Para Liz la mejor opción fue Resuelve tu deuda, piensa que la solución a tus deudas podría ser la misma.

 

Otros artículos relacionados: