mis deudas

Cómo hablar de mis deudas con mi familia (tips)4 min read


Además de la angustia de no tener dinero para pagar lo que se debe, hay otro factor que convierte esta situación en un verdadero infierno: el momento de confesarle a la familia que estás endeudado y ya no sabes qué hacer.

Si es tu caso, tranquilo, aquí te diré cómo afrontar los problemas financieros y familiares causados por las deudas, cómo explicarles la situación y, sobre todo, cómo hacer un plan en conjunto para salir de deudas.

mis deudas

 

Lo primero que tienes qué hacer es dejar de hablar del dinero como un tabú. Es posible tener conversaciones honestas, claras y constructivas sobre el dinero. Que no te paralice la idea de que tu familia te culpará o te juzgará, si bien una deuda es un tema difícil, no es imposible de resolver.

En este momento es importante que mantengan la calma. Sabemos que las llamadas de cobranza suelen ser agresivas e intimidantes, pero debes pensar con la cabeza fría antes de tomar una decisión que pueda tener un impacto de por vida.

 

Aquí lo que NO debes hacer:

  • Vender tu casa o auto para intentar “abonar” a tu deuda. Es muy común que la desesperación por no poder pagar haga que busques soluciones rápidas. Arriesgar tu patrimonio es una de las peores ideas, más adelante hablaremos de mejores opciones.
  • Solicitar un nuevo préstamo. Esto no soluciona el problema, lo único que estás haciendo es cavar un hoyo para tapar otro, esto sólo causará una bola de nieve que acabará con tus finanzas.
  • Retirar dinero de tus tarjetas de crédito. Es similar al punto anterior. De hecho, la mayoría de nuestros clientes es víctima de este error, ¡piénsalo dos veces antes de hacerlo!

mis deudas

 

¿Por qué debería hablar de mis deudas con mis familiares?

Hablar con tu familia sobre tu situación es más beneficioso de lo que crees, estas son algunas de las ventajas:

  • Podrán crear un plan conjunto para liquidar su deuda.
  • Mejorará su comunicación.
  • No tendrás que afrontar el tema solo.
  • Tus hijos podrán aprender de la situación para no repetirla en un futuro.
  • Tendrán la  oportunidad de sanar sus finanzas en conjunto.
  • Serán más conscientes sobre los gastos del hogar.
  • Podrán tomar mejores decisiones sin dejarse llevar por la desesperación.

mis deudas

 

Una vez que te decidiste a hablarlo con ellos, pongamos manos a la obra:

  1. Calcula tus ingresos fijos.

En este punto lo único que harás es sumar lo que ganas mes a mes. Si hay alguien más en casa que aporte ingresos, súmalos.

  1. Revisen sus gastos.

Entre todos, saquen la cuenta de cuánto dinero gastan en su día a día. ¡Que no se les pase ninguno! en esta cuenta entran también gastos como lo que los hijos gastan en el recreo o lo que pones en el parquímetro.

  1. Prioricen

De los gastos que identificaron, ¿cuáles podrían eliminar definitivamente?, ¿cuáles podrían recortar?, ¿qué estrategias podrían seguir para hacerlo? Gastos como alimentación o limpieza del hogar pueden recortarse con acciones simples como cambiar el lugar donde compramos nuestros insumos. Para ayudarte con esto, checa nuestro artículo “¿Clubes de precios o supermercados?”

  1. Ahorren

Recorta los gastos que consideraste poco necesarios y comienza a ahorrar. Si aun con estas medidas no es posible pagar más del mínimo de tu tarjeta (aquí te hablamos de las desventajas de pagar sólo el mínimo), será necesario que consigas un ingreso extra. En caso de que la deuda sea tan elevada que un ingreso extra tampoco sirva para pagarla, es urgente que busques ayuda de expertos.

En Resuelve tu Deuda ayudamos a personas que deben más de $35,000 pesos y que ya no pueden pagar. Lo que hacemos es negociar con los bancos o tiendas departamentales a los que les deben, así les conseguimos descuentos de hasta el 70% sobre el pago de su deuda. Además, brindamos asesoría financiera para que nuestros clientes logren pagar con su propio dinero, sin tener qué solicitar nuevos préstamos que vuelvan su deuda en una bola de nieve.

mis deudas

Para que no te vuelva a pasar:

A partir de hoy, seguramente serás mucho más cuidadoso con tus finanzas, así que aprende del error y corrige tus malos hábitos financieros. En caso de que tengas hijos, recuerda poner siempre el ejemplo, ya que la educación financiera comienza en casa,

Es necesario que los niños comprendan conceptos financieros básicos, tales como ingresos, gastos, deudas, ahorro e inversión. Piénsalo así: el principal beneficio a corto plazo es que te será más sencillo hacer un presupuesto en familia y, a largo plazo, tus hijos serán menos propensos a convertirse en adultos endeudados.

Si tienes alguna duda, escríbeme a ssosa@resuelve.mx, con gusto puedo ayudarte a resolverlas.

 

Otras publicaciones que te podrían interesar: