Ahorro para emergencias

5 pasos para crear tu fondo de ahorro para emergencias.


¿Has escuchado del famoso “colchoncito” (fondo de emergencia)?, ese que no muchos tienen pero todos necesitamos.  Este fondo, como su nombre lo dice, debe estar bien guardado y sólo utilizarse en esas situaciones de urgencia, la cantidad que debes guardar es un tema interesante.

Existen muchas razones por las que hay que comenzar a darle importancia a este fondo de ahorro, aunque yo les deseo lo mejor a ustedes y su familia, no podemos negar que siempre hay una posibilidad de que esa estabilidad económica que tenemos ahora se descompense en cuestión de segundos.

Sé que estás pensando ¿cuál es la cantidad que deberías guardar?

Debe ser lo suficiente, lo que los expertos recomiendan es que sean, mínimo, 3 meses porque en promedio es lo que una persona tarda en encontrar un nuevo empleo, pero lo ideal es que tengas 6 meses de sueldo ahorrado.

¿Cómo hacer un fondo de ahorro para emergencias?

Una de las razones más importantes por las que este fondo de ahorro debe estar en tus planes desde hoy, es que muchas veces la causa de una deuda es una “emergencia”. En las bases de datos de Resuelve tu Deuda aparece como una constante entre las respuestas a la encuesta de por qué nuestros clientes han adquirido deudas, sin embargo no todas las razones que describen en sus respuestas son verdaderas emergencias.

Te recomiendo comenzar a diferenciar en lo que es una emergencia de lo que no lo es. Sé que todos tenemos prioridades e intereses muy distintos, pues cada quien dedica su dinero a sus pasiones, pero también es muy confuso ubicar nuestras emergencias, las más populares son:

  • Cambios repentinos en tu economía. La mayoría de los mexicanos en edad productiva y que están en tiempo para independizarse ya no compran una casa, un estudio realizado por Metros Cúbicos, menciona que más del 56% de quienes buscan un departamento prefieren rentar. Entonces, si te enfrentas a un repentino desempleo, tu tranquilidad podría estar tambaleándose entre la renta y otros gastos fijos que ya tienes.
  • Gastos médicos. No se refiere sólo a tu estado de salud sino también al de tus hijos o familiares cercanos, ya sea desde una simple gripe (que aunque no lo creas, genera gastos de hasta $400.00 o más), accidentes o tratamientos más específicos.
  • Reparaciones inmediatas. Pueden ser muchas, desde que el cableado de tu departamento se echó a perder, como que tu auto necesita urgentemente una llanta nueva, o que el refrigerador se descompuso.

Como puedes ver, estas situaciones son poco predecibles, por lo que es mejor tener dinero para emergencias. Pero ahora la pregunta es:

¿Cómo comenzar un fondo de ahorro para emergencias?

1. Analiza tus gastos del mes anterior. 

Este es el primer paso que debes dar porque así podrás detectar tus debilidades y seguramente te darás cuenta de que has estado gastando en cosas que no eran tan necesarias.

 


2. Recorta gastos.

Sí, suena lógico pero sé que no es sencillo, por eso te recomiendo que para empezar acomodes tu nuevo presupuesto mensual, pero hazlo únicamente con tus necesidades más básicas como: comida y transporte, suspende los gastos extras sólo por un mes (los que puedas, no todos se pueden) para que el dinero que no ocupes lo ahorres inmediatamente. Si necesitas una plantilla para empezar aquí puedes encontrarla.

 


3. Busca maneras de obtener dinero.

Si eres bueno en algo como: horneando panques, sabes hacer jabones o cocinas muy bien, puedes hacer dinero de eso ofreciendolo a tus amigos o compañeros de trabajo. También está la alternativa de depurar lo que tienes en casa y ya no usas: ropa en buen estado, muebles, juguetes, entre otros. Si tienes espacio en tu agenda diaria y tus actividades se prestan, puedes hacer freelance y sería un dinero extra.

 

 

4. Guarda ese dinero, guárdalo bien.

Este es el paso más importante, atesorar tu dinero. Lo más recomendable es que no lo hagas en casa, pues es un lugar muy accesible. Una cuenta en el banco es la primer opción, pero no obtendrás rendimientos que hagan crecer de manera significativa ese esfuerzo.

Si lo que buscas es obtener rendimientos, te recomiendo que abras una cuenta en una plataforma P2P como La Tasa (Peer to Peer lending es un modelo de préstamos que se lleva a cabo entre particulares, en este caso tú serías inversionista y tu dinero sería prestado a personas con muy buen historial crediticio, los intereses  que ellos pagan son tus rendimientos).

 

 


5. Evita utilizar el crédito.

Mientras estás dando forma a tu fondo de emergencias, es mejor que no utilices tus tarjetas, pues estarías tirando a la basura tus esfuerzos y seguramente ese dinero ahorrado terminaría pagando esas deudas.

 

No olvides que…

Lo más importante es cubrir tus deudas primero, difícilmente vas a poder lograr ahorrar para cualquier cosa, sólo si tienes adeudos comienza a ocupar ese dinerito extra en cubrir el monto de lo que debes, esto puede llevar algunos meses, depende de tu deuda, pero seguramente pagarás más rápido. En caso de ser una deuda que de plano ya está fuera de tu alcance, no dudes en acudir con un experto en reparar deudas.

Las tarjetas de crédito suelen ser la respuesta a muchas de nuestras emergencias, sin embargo, este medio de pago no es para eso. Utiliza tu línea de crédito de manera responsable.

Pagar deudas

Otros artículos que te podrían interesar:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *