Lo que aprendí de finanzas personales con Forrest Gump

Lo que aprendí de finanzas personales en el cine: Forrest Gump (1994)5 min read


Como ya es costumbre, examinaremos una de tus películas favoritas en búsqueda de lecciones que puedas aplicar a tus finanzas personales. Si eres nuevo, te recomiendo que revises las entradas anteriores donde analizamos la vida de un ambicioso corredor de bolsa y la historia de una adicta a las compras. En esta ocasión veremos la biografía de un deportista, militar, empresario, inversionista y podador, el famoso Forrest Gump.

 

Para comenzar, recordaremos algunos detalles de la película.

Forrest Gump (1994) es el nombre de la cinta dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Tom Hanks, en el que nos cuenta las curiosas vivencias de Forrest, un joven originario de Alabama que sufre de un leve retraso mental y motor. Su condición no le impidió realizarse exitosamente en distintas áreas profesionales, donde se convirtió en un personaje destacado, inspirador y relevante para la historia popular de su país.

Pagar deudas

Sin duda, este clásico del cine de los 90 se mantiene en la memoria de muchos como un referente de perseverancia, inocencia y amor. Sin embargo, las lecciones que nos ha dejado para nuestro desarrollo personal, las podemos aplicar a otros contextos de nuestra vida, como es nuestro bienestar económico.

Por lo anterior, te comparto las 7 cosas que aprendí de finanzas personales en la película Forrest Gump.

 

  • “Mamá dice que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes el que te va a tocar.”

Esta frase es muy aplicable en México, ya que si tomas una lata de galletas en casa de algún familiar, no sabes si tendrá dulces o hilos y botones. La cita nos invita a reconocer que, aunque conozcamos el contexto en el que nos desarrollamos, existe el factor sorpresa. Por lo tanto, ser precavidos y saber adaptarnos a los cambios es una habilidad que, en la administración de nuestro dinero, puede ahorrarnos problemas.

Finanzas personales con Forrest Gump

 

  • “Corrí tanto y tan rápido que muy pronto me encontré solo, y eso no era nada bueno”.

Forrest es empático porque atesora a las personas, las escucha y aprende de ellas. Estos elementos lo hacen un líder atípico pero efectivo. Su equilibrio entre el trabajo en equipo y el desarrollo personal, permite que a su alrededor se consigan objetivos individuales y colectivos. Estos elementos te podrían ser muy útiles cuando tengas que motivar al personal de tu empresa.

Lo que aprendí de Finanzas personales con Forrest Gump

 

  • “Bubba me dijo todo lo que debía saber de la pesca de camarones, pero sabes qué descubrí, es muy difícil”

El buen Bubba amaba su oficio y se lo hizo saber a su amigo Forrest. Sin embargo, el emprendedor del mercado pesquero rápidamente se percató que aún había mucho que aprender. La investigación es indispensable para iniciar un negocio, pero una vez instalado, hay que seguirse educando para mantenerse competitivo y a la vanguardia.

Lo que aprendí de Finanzas personales

 

  • “Estoy muy cansado. Es hora de irme a casa”

Permanecer en una crisis a veces nos obliga a detenernos. Este proceso de relativa inactividad ayuda a la comprensión y el reconocimiento de un problema. No podremos tomar acciones si desconocemos que debemos atacar. Por eso, mucha gente llega a adquirir deudas enormes al buscar soluciones temporales y poco efectivas. Si te encuentras en un momento de dificultad financiera, detente, evalúa y decide responsablemente.

Finanzas personales con Forrest Gump

 

  • “El teniente Dan cuida muy bien mi dinero. Lo puso en una… compañía de frutas”

Forrest fue un emprendedor que, sin educación financiera, logró mucho por su trabajo duro. Incluso, tuvo suerte cuando su socio invirtió en una empresa de “frutas”. La famosa manzana es conocida hoy como Apple, así que el protagonista fue visionario al meter dinero en negocios de tecnología. En nuestro caso, no podemos ver a las inversiones como una moneda al aire. Si bien existen elementos fuera de nuestro control, el conocimiento resulta muy útil a la hora de medir riesgos.
Forrest Gump y finanzas personales

 

  • “Mi madre dice que hay que dejar el pasado atrás antes de seguir adelante”

Esta recomendación nos habla sobre lo importante que es no arrastrar obligaciones del pasado cuando se persigue una nueva meta en nuestras vidas. En el ámbito de las finanzas personales puedes aplicarlo a tus deudas. Piénsalo, un mal historial en el “Buró” podría comprometer la aprobación de un financiamiento que se necesita para iniciar un proyecto.

Finanzas personales y Forrest Gump

 

  • “No sé si todos tenemos un destino, o si estamos flotando casualmente como en una nube; pero yo creo que pueden ser ambas, puede que ambas estén ocurriendo al mismo tiempo”

Forrest nos enseña que hay caminos trazados y otros que creamos al paso. Así que, cuando existe la posibilidad de apropiarnos de nuestras circunstancias, hay que hacerlo para buscar mejorarlas. Adaptarlo a nuestra condición económica implica perseguir el bienestar financiero no como un destino dado, sino como un trayecto en el que puede haber caídas, pero también oportunidades.

Lo que aprendí de finanzas personales con forrest gump

 

 

Como ves, la película nos da un sinfín de citas que podemos usar en nuestras finanzas personales. Para cerrar, te quiero compartir la escena de la inversión en Apple, ya que la conclusión de Forrest es muy particular. Su tranquilidad no se basó en hacerse rico, sino en que el dinero fuera una preocupación menos en su vida.

 

Otros artículos que te pueden interesar: