Las tarjetas adicionales podrían provocar deudas ajenas.


En Resuelve tu Deuda hemos escuchado historias de terror sobre deudas causadas por sus gastos excesivos, falta de administración o algo similar como dar tarjetas adicionales o prestar la tarjeta de crédito, sin embargo, un gran número de ellas NO han sido causadas por el dueño de la tarjeta sino por un amigo, familiar o ex-pareja.

No hagas cosas buenas que terminan siendo malas. No hay duda, la gente buena existe, pero también existen aquellas personas que actúan de mala fe y en cuestiones de dinero pasa con frecuencia.

Existen las personas que son muy nobles y normalmente sus acciones e ideas las llevan a apoyar, ayudar, incluso hasta a prestar sus tarjetas ,o también dan  su nombre como aval para que otros obtengan créditos. Pero, todas esas acciones de “buena fe” podrían derivar en no recibir agradecimiento alguno, o en caso de tratarse de dinero, en deudas ajenas.

 

Recuerda: Son 1.4 millones de tarjetas adicionales que circulan en el País y que son un potencial problema para los titulares del crédito según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros —Condusef.

 

 

 

¿Qué es una tarjeta de crédito adicional?

Son una “extensión” de la tarjeta de crédito de un titular.  Estas son muy similares y dependen totalmente de la línea de crédito del propietario de la tarjeta.

Por ejemplo:

Si se tiene una tarjeta con una línea de crédito de hasta $35,000 pesos, este monto es único y en caso de que se realicen compras con la tarjeta adicional se restará directamente de ese monto.

Características de una tarjeta adicional:

Tarjetas-adicionales.png

  • Estas tarjetas son para personas que no tienen forma de comprobar ingresos, o no tienen un historial óptimo, pero necesitan un método de pago.
  • Pueden ser bancarias o departamentales.
  • En caso de un atraso, el banco no realiza la cobranza con la persona que posee la tarjeta adicional, es el titular quién recibirá las llamadas y comunicados.
  • Estas tarjetas permiten asignar un límite de crédito específico. Esto previene un sobreendeudamiento.
  • Las tarjetas adicionales tendrán la misma fecha de corte y pago que la del titular.
  • En el mismo estado de cuenta del titular aparecen los movimientos y saldos de éstas tarjetas.
  • Existen tarjetas adicionales que no pagan ANUALIDAD.
  • No crean historial crediticio a la persona que posee la tarjeta adicional, pero sí al titular .

¿A quién se le otorga una tarjeta adicional?

si-tengo-tarjetas-adicionales.png

Bien dicen: Deudas claras, “relaciones” largas. En la actualidad hay amistades que son más leales que la propia familia, y que por el valor que le dan a la amistad, es por ello que si se les presta la línea de crédito para tener una extensión (adicionales) nunca  fallará, sin embargo un amigo puede dejar de serlo en un segundo.

Éstas normalmente se otorgan a:

  1. Los Hijos. Padres de familia ,que dan oportunidad a sus hijos de aprender a usar una tarjeta de crédito, normalmente esto ocurre en la etapa de la Universidad.
  2. Entre parejas o matrimonios. Es una manera de compartir los gastos del hogar.
  3. Terceros (amistades-familiares) Para personas que necesitan o desean hacerse cargo económicamente de algún familiar (abuelos, padres, tíos, sobrinos) o alguna amistad.

¡Aguas! , con el SAT (FISCO).

Otro dato importante a considerar es con el FISCO. Los movimientos que se realizan a partir del 2014 con su plástico son monitoreados también por el SAT. Lo anterior debido a las modificaciones que se llevaron a cabo en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Esto lo hacen porque…

Necesitan corroborar que tus egresos coincidan con tus ingresos declarados ante el fisco y que no caigas en una discrepancia fiscal; por lo que prestar tu tarjeta o sacar adicionales podría ser contraproducente; ya que el gasto que realice al mes con su tarjeta contará para que el fisco considere que esa cantidad la debiste percibir en tu ingreso, por lo que debería estar incluida en tu declaración de impuestos. Esta medida podría ser más perjudicial que benéfica.

 

 

Recuerda: En las tarjetas adicionales, cualquier gasto realizado con éstas también se suma y contabilizará como tus egresos  al ser el titular de la cuenta, no importando que la tarjeta adicional no se ocupe para tus cosas.

 

 

Es mejor considerar lo siguiente:

  1. Lo ideal sería no prestar tu tarjeta de crédito, a menos que estés muy seguro de que te van a pagar o que te darán el dinero por adelantado, esta decisión ya dependerá de ti.
  2. Si tienes jóvenes en casa: mejor obtén una tarjeta de débito base o básica para ellos, antes de pensar en una adicional y ahí deposita para sus necesidades (colegio, transporte privado,alimentos etc.) que es en lo que más gastan, y que al final es TÚ dinero.
  3.  Jamás des una tarjeta adicional al “ gastalón o al tacaño”. El gastalón en un par de días, “topará” la línea de crédito y no evaluará su capacidad de pago; mientras que el tacaño no intentará pagar, pues su naturaleza es ser demasiado apegado al dinero.
  4. En el Matrimonio, no permitas que llegue el “hasta que las deudas los separé…” Lo ideal es que cada integrante de la familia cuente con su propia tarjeta de crédito personal y, obviamente, con su respectivo historial crediticio, lo que lleva a generar responsabilidades.

 

Ser defraudado cuando se da una extensión de tarjeta de crédito, es más normal de lo que uno puede imaginar; acaso ,¿Habrá alguien que después de este desafortunado suceso, no haga algo?.

No olvides en ningún momento que tú eres el responsable de la deuda y que tienes la determinación de brindar la tarjeta , pero también de cancelarla en cualquier momento llamando a tu Banco.

Cualquier abuso que consideres ¡platícalo! y pon un ¡hasta aquí! En ocasiones es mejor decir NO.

“Lo ideal es que cada quien sea titular, de su propia historia crediticia…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *