fraude en línea

¡Cuídate del robo de identidad!5 min read


Internet se ha convertido en una herramienta multifuncional en nuestras vidas: nos comunicamos, nos informamos, buscamos entretenimiento y también compramos, pero detrás de todos beneficios todavía corremos el riesgo de ser víctimas de robo de identidad o cualquier otro tipo de fraude.

Lo alarmante es que todos estamos expuestos.

Ayer decidí revisar mi correo electrónico, tenía algún tiempo que no revisaba esa cuenta (sí, muchos tenemos más de una cuenta). Después de media hora de revisar promociones que no me convencían, me percaté de un e-mail desconocido y alarmante. Se trataba sobre alguien que necesitaba mi ayuda, en el contenido decía lo siguiente:

El mensaje no tiene ningún sentido. En un inicio me pareció gracioso, ¿quién podría caer en ese tipo de trampas? Al llegar a la oficina, mientras buscaba información sobre las últimas actualizaciones de nuestra base de datos, me encontré varios comentarios sobre personas perjudicadas por este tipo de fraudes en línea, se les llama “phishing” y lo peor de todo es que ¡esa era la razón de su deuda! Pero no sólo operan así…

Existen varios tipos de fraudes en línea:

 

SPAM

Son los típicos correos que no sabes de dónde provienen y promocionan algún tipo de producto o servicio a precios realmente bajos, incluso llegan a regalarte “guías milagrosas” con la finalidad de que descargues el archivo o des clic en algún botón. Al mismo tiempo logran acceder a tu información personal utilizando algún virus.

robo de identidad

 

Smishing

¿Alguna vez recibiste un mensaje a tu celular donde te nombraban ganador de un Jetta del año? Así como este ejemplo hay otros tipos de Smishing, normalmente piden realizar una transferencia de dinero en una cuenta bancaria a cambio de entregarte tu premio. Aunque suena ilógico, la gente suele dejarse llevar por sus emociones y acceden.  

robo de identidad

 

Phishing

Este caso es similar al que me ocurrió a mí. Hay otros e-mails que son más elaborados y se hacen pasar por Instituciones Bancarias, se disfrazan tan bien que logran engañar a mucha gente y obtienen datos como su número de cuenta y clave secreta, gran parte de los fraudes bancarios se llevan a cabo de esta manera.

robo de identidad

 

Pharming

Estás navegando en un sitio, tal vez ya conocido y de repente se abre una ventana donde te dicen que eres el visitante número “n” y que gracias a eso te has ganado hasta un millón de pesos, ¡cuidado! Cierra inmediatamente esa ventana, lo único que busca es obtener tu información personal.

robo de identidad

 

Otro tipo de fraudes:

  • Engaños en páginas de anuncios. Renta urgente de inmuebles por Internet, a precios muy bajos con la única condición de adelantar los depósitos, productos milagro que no existen, agencias de viajes fantasma,
  • Ladrones de cuentas. Cuando alguien toma el control de tu cuenta en una plataforma de comercio y realiza compras a tu nombre o incluso podría llegar al robo de identidad, clonar tus tarjetas y realizar compras en cualquier establecimiento.
  • Triangulación: realizas una compra en un lugar que parece fiable, pero no lo conocías. La persona que administra la cuenta realiza la compra “en tu lugar” en un sitio legal y aunque adquieres el producto que pediste, tus datos ya están en manos de un desconocido.

Este tema es cosa seria…

Tan sólo durante el primer trimestre de este año, Condusef contabilizó más de 2 millones de reclamaciones a Instituciones Bancarias por algún tipo de fraude, como pueden ser: robo de identidad, imitaciones de banca móvil, comercio electrónico, entre otros.

Aunque la gran mayoría de los bancos se esfuerzan por dar una solución rápida, el tiempo de atención después de haber reportado la situación es de hasta 22 días.  Y es importante mencionar que las quejas atendidas tienen una resolución favorable del 49.3%. Entonces, si te encuentras entre el 50.7% que no obtuvo una respuesta al problema, es probable que tengas que pagar una  deuda que ni siquiera es tuya.

Tips para evitar un fraude en línea.

La ventaja que tenemos ante este tipo de situaciones poco deseables es que existe la posibilidad de evitarlos, es cuestión de poner atención a lo que hacemos en la web. Aquí te dejo algunos consejos para  que no caigas en trampas:

  1. Considera un buen antivirus, pero sobre todo, aprende a utilizarlo. Los precios son variados, en este sitio puedes ver cómo califican diferentes programas que te ayudarán a proteger tu equipo.
  2. Sé cuidadoso cuando entres a sitios que solicitan tus datos, antes de registrarte investiga todo lo que puedas sobre la empresa: redes sociales, dónde se encuentran establecidos, sellos de seguridad.
  3. Busca reseñas de clientes.
  4. Pregunta a tus conocidos si alguna vez han visitado o comprado en tal sitio.
  5. Cuando recibas un correo electrónico de un desconocido no respondas ni descargues el contenido.
  6. Siempre que descargues algo, hazlo de sitios oficiales.
  7. Identifica si el sitio donde navegas cuenta con sellos de confianza:

sellos de confianza

Ya sea “phishing” o cualquier otro tipo de fraude en línea puede estar merodeando la web casi siempre deriva en robo de identidad, así que toma las precauciones necesarias, en especial cuando debas introducir datos personales y tu tarjeta de crédito o débito, utiliza contraseñas seguras y que sólo tú conozcas.

Otros artículos que pueden interesarte: