Compras en línea: ¿qué sí y qué no?6 min read


Existe una fuerte preferencia por el uso de plataformas para todo, lo que ha traído consigo beneficios pero también algunas complicaciones al momentos de comprar algo por Internet. De acuerdo a datos de la Asociación Mexicana del Internet  7 de cada 10 mexicanos prefieren hacer sus compras en línea, siendo el verano el periodo del año donde más compras se registran. De estos siete compradores, 40% son millennials,  jóvenes de entre 22 y 34 años de edad.

 

¿Qué compramos los mexicanos por Internet?

De acuerdo a un estudio realizado el año pasado por AMIPCI, descartando la compra de viajes, son cinco rubros en los que se pueden dividir las compras que realizamos los mexicanos a través de Internet:

  • 53% Ropa y accesorios
  • 49% Descargas digitales
  • 35% Boletos para eventos
  • 23% Videojuegos, consolas y accesorios
  • 21% Libros y revistas

La mayoría de estas compras se realizan a través de algún equipo de escritorio o laptop, los smartphones quedan en segundo lugar y por último las tablets. La  mayoría se realiza a tiendas de otros países.

 

¿Cómo pagamos?

El medio de pago más utilizado es a través de transacciones en línea, utilizado en el 78% de las compras, mientras que el 22% restante prefiere realizarlo en efectivo (offline) a través de pago en tiendas de conveniencia.

Sin embargo, a pesar del auge que existe en este tipo de compras, las empresas que ofrecen este tipo de servicios indican que entre los usuarios aún prevalece el miedo al momento de comprar en línea. El 44% de los compradores expresa temor a no recibir su artículo y el 29% no utiliza este medio de compras debido a que considera que los tiempos de entrega son demasiado largos.

Para contrarrestarlo, las tiendas online han estado sofisticando constantemente sus procesos, para ganar la confianza del cliente al momento de realizar una compra.

 

¿Por qué nos atraen las compras en línea?

Decidí preguntar a varios de mis conocidos que han comprado artículos a través de Internet, la mayoría de ellos coincide que opta por este tipo de compras por diferentes razones:  

  • El tiempo de entrega y los costos, que son más bajos.
  • Acceso a una mayor variedad de productos, pues hay tiendas que no están en México.
  • Promociones como pago a meses sin intereses.
  • Costo de  envío baratos.

 

Pero así como hay ventajas, también hay desventajas:

  • Existen plataformas falsas.
  • No cuentan con un servicio de paquetería formal.
  • Promocionan artículos diferentes a los que realmente venden.

Ante los riesgos y beneficios que hay al momento de comprar en línea, surge una duda muy válida: ¿qué sí y qué no es conveniente comprar en línea? Aquí, te dejo algunos tips: 

 

¿Qué NO comprar en Internet?

El universo de productos y portales que ofrecen productos y servicios en línea es muy amplio. A pesar de que puedes encontrar hasta lo que menos te imaginas, no siempre es recomendable comprar todo lo que ves en Internet y mucho menos si se trata de algún sitio que no conoces o no tienes referencias de alguien que conoces.

 

Productos de lujo.

Lo más recomendable en estos casos siempre es acudir directamente a las tiendas que ofrecen este tipo de artículos, para que compruebes la veracidad de lo que compras así como los materiales de los cuales está hecho.

compras en línea artículos de lujo

Medicamentos.

Todos sabemos que con la salud no se juega y comprar por Internet no te garantiza que el medicamento sea auténtico. No te arriesgues, es mejor realizar la compra de manera directa en alguna farmacia, respaldada por una receta médica. Hay muchas farmacias que ofrecen la entrega a domicilio, esta puede ser una mejor opción.

compras en línea medicamentos

Ropa y calzado.

A pesar que es uno de los principales productos que los mexicanos adquirimos por Internet, no siempre es la mejor opción. Si en ocasiones es complicado encontrar tu talla en la tienda o que ésta realmente sea la que marca en la etiqueta, puede que sea más complicado obtener un cambio o una devolución. Todo se realizará a través de un tercero, lo que extenderá los tiempos y probablemente los costos de  traslado del producto. La calidad de las prendas o calzado, es otro tema que debes tomar mucho en cuenta.

compras en línea ropa

Muebles.

Similar al caso de la ropa y calzado, lo complicado aquí es que no tienes la oportunidad de conocer de manera directa los materiales y su resistencia, pues no es lo mismo que te lo describan a que por tu propia cuenta lo confirmes. De igual forma, si existiera la necesidad de cambiarlo o pedir una devolución, el proceso puede ser largo, pues no hay un trato de manera directa.

compras en línea muebles

¿Te parece que en sitios extranjeros todo es más barato? ¡Ten mucho cuidado! Haz bien las cuentas, no siempre es más barato. Contempla que hay gastos por envío y en la gran mayoría de los casos se pagan impuestos cuando pasan por aduana.

 

 

 

¿Qué SÍ comprar en Internet?

Quizá no exista una lista específica de productos que es seguro adquirir en Internet, pues al final  todo implica un riesgo al no tener trato directo con el ofertador. Entre las opciones más confiables y por el precio que suele ser más bajo que un producto físico son:

  • Boletos para eventos.
  • Música.
  • Vídeos.
  • Libros electrónicos.

Lo que debes tomar en cuenta al momento de realizar compras en línea:

  • Datos de la tienda: Es de suma importancia que tengas los datos suficientes para conocer el giro de la empresa, si tiene sucursales fijas, oficinas, centro de atención donde puedas apoyarte y que tengas acceso a la opinión de anteriores compradores.
  • Página oficial protegida: revisa que cuente con algún sello de confianza.
  • Especificaciones del producto: lee muy bien las características del producto que adquieres, tamaño, color, funciones, etc., para que no te ofrezcan “gato por liebre”.
  • Plazos de entrega: investiga a fondo el proceso de entrega. Es de suma importancia que la página establezca de forma clara los pasos a seguir posterior a tu compra.
  • Medio de entrega: revisa si el portal tiene su propia paqueteria. Si trabaja con un tercero investiga quién es y si esto aumenta el costo del producto que adquiriste.
  • Proceso de pago: la página debe ofrecerte un método de pago fácil y seguro. Vigila que tus datos bancarios sean protegidos y que no queden expuestos y sobre todo, que sólo queden registrados en caso que así lo desees.
  • Promociones: con el fin de obtener más clientes, muchos de los portales ofrecen mejores descuentos que sus tiendas físicas. Hay muchas que tienen facilidades de pago o excelentes descuentos. Revisa estas opciones, te ayudarán a ahorrarte algo de dinero.

Como te podrás dar cuenta, no hay un manual específico en el que se mencione que sí y que no cuando compras en línea. Todo se resume en estar bien informado para que no te caigan sorpresas y sobre todo te asegures de recibir lo que originalmente te atrajo en el portal donde lo viste.

pagar deudas

Otros artículos que te pueden interesar: