¿Cómo hacer un presupuesto?4 min read


Hemos mencionado en más de uno de nuestros artículos que tener un presupuesto facilita tus finanzas personales, pero ¿cómo hacer un presupuesto? Queremos ayudarte a realizar tu propio presupuesto de acuerdo a tus necesidades. Recuerda que el resultado final de este ejercicio depende de tu constancia, esfuerzo y organización. Nunca es tarde para comenzar. 

Administrar los recursos en un hogar siempre va a ser complicado. Debe existir una distribución racional del dinero, con el único fin de lograr un equilibrio Ingreso-Gasto. Las complicaciones surgen porque los precios de los productos de consumo son muy variables y normalmente tienden al aumento.

 

¿Por qué hacer un presupuesto?

Relaciones sanas. El dinero siempre es un tema delicado, en el aspecto familiar no sólo afecta en el sentido económico, de igual manera puede causar tensión y estrés que al final afectan la relación con tu familia.

Prevención. Cuando menos lo imaginas puedes encontrarte ante situaciones como enfermedades, accidentes, educación propia o de tus hijos, entretenimiento… y todo lo que puedas planear…

Bienestar. Distribuir tus recursos de forma equitativa, es sinónimo de proveer lo necesario para ti y tu familia. Toma de decisiones. Es una herramienta que puede determinar tu futuro, puedes tomar decisiones sin temer una desestabilización en la economía familiar.

 

¿Cómo hacer un presupuesto?

Paso 1. Establecer metas:

El objetivo principal de unas finanzas sanas es: ahorrar tanto como sea posible y poder costear tus necesidades. Si tu pregunta sin respuesta ha sido ¿cómo ahorrar? por fin ésta es la respuesta que estabas buscando. Tener una meta de ahorro es indispensable para un presupuesto, si no tienes nada que te motive entonces nunca lo harás. Contempla que debes tener tres tipos de ahorro, uno para algo que deseas, para emergencias y para tu retiro. Todo depende del porcentaje que destines a cada uno.

 

Paso 2.  Define tus salidas de dinero:

Separa tus gastos, poniendo como prioridad los que son fijos, es decir todos aquellos que realizas con frecuencia y que normalmente los montos se mantienen en un rango fácil de suponer mes tras mes, éstos pueden ser por ejemplo pagos de servicios, colegiaturas, renta, etc.

 

Paso 3. Cuida los detalles:

Contempla tus deudas y lo que vas a ahorrar, con nuestro ejemplo de presupuesto, será más fácil determinar qué porcentaje se puede asignar a cada opción contemplando tus ingresos. Antes de comenzar revisa muy bien cada estado de cuenta que tienes y si debes dinero al banco, entonces anota cuándo debes pagar, el monto total a pagar y tu fecha de corte.

 

Paso 4. Ordena tus prioridades:

Elige todos los gastos que no son de vital importancia y recorta al menos un 70% de ellos, ya sea evitando hacerlos con frecuencia o eliminándolos de tus compras de rutina. En un principio será complicado pero puedes comenzar a crear hábitos para mejorar tus finanzas.

 

Paso 5. Seguimiento y estrategia:

El registro de gastos debe ser completo y constante, es la única manera de que esto funcione en realidad, toma en cuenta hasta el mínimo detalle de tus gastos. Nosotros te recomendamos como estrategia seguir un presupuesto como es el “Presupuesto Cero”.

Este presupuesto tiene como objetivo principal obtener un CERO como resultado cuando restas a tu ingreso: gastos, ahorro, deudas, entre otros, esto quiere decir que todo quedará ajustado y no le peraderás el rastro a tu dinero.

¡OJO! El hecho de obtener un cero como resultado, no significa que todo el dinero deba ser ocupado, si tienes una cantidad de dinero que no estás ocupando, lo mejor es destinar ese monto al ahorro, siempre al ahorro.

 

Consejos para que funcione.

  • Honestidad. Más aun cuando las finanzas familiares se sostienen entre dos personas (algo que es cada vez más común en los hogares mexicanos), ser sinceros en cuanto a las necesidades reales de tu hogar.
  • Considera cierto porcentaje para invertir. También es importante tomar en cuenta que puedes hacer más con tu dinero, ahora a hay empresas como La Tasa, que hacen de tu ahorro una inversión a largo plazo.
  • Contempla gustos. Para evitar caer en tentaciones establece cierto porcentaje para cumplir algún gusto como: salir a cenar, ir al cine, cualquier cosa que sea, pero siempre y cuando esté dentro de tu presupuesto y no limite otro rubro.
  • Evita endeudarte. Contempla que mientras menos deudas tengas, mejor será tu administración.
  • Deja la desidia. Planear sirve para todo, ¿por qué no hacerlo con tus finanzas familiares? ¡Comienza ahora!

pagar deudas

 Otros artículos que te podrían interesar: